El Papa en el Día los Fieles Difuntos: “Todos daremos un último paso”

"Lo importante es que ese último paso nos encuentre en el camino de la vida, no de paseo, ni en un laberinto sin fin", dijo el Santo Padre.
El Papa Francisco visitó el Cementerio Militar Francés, en Roma. Foto: Vatican Media.
El Papa Francisco visitó el Cementerio Militar Francés, en Roma. Foto: Vatican Media.

El Papa Francisco celebró este martes la Misa por los difuntos en el Cementerio Francés, en Roma, y recordó que la vida es un caminar y que, el último de nuestros pasos, lo demos con paz en el corazón.

El Santo Padre recordó la inscripción que halló en la puerta de un pequeño cementerio en el norte de Italia: “Tú que pasas, para el paso y piensa, de tus pasos, en el último paso”.

Leer: 3 oraciones para pedir por el alma de los difuntos

El Papa aseguró que la vida es camino y todos nosotros estamos en ese camino.

El Papa celebró la Misa de los Fieles Difuntos en el Cementerio Militar Francés, de Roma. Foto: Vatican Media.

El Papa celebró la Misa de los Fieles Difuntos en el Cementerio Militar Francés, de Roma. Foto: Vatican Media.

“Todos nosotros, si queremos hacer algo en la vida, estamos en camino, que no es un paseo ni un laberinto. No, es un camino”.

“Todos daremos un último paso. Y alguno podría decirme: ‘Padre, no sea así, luctuoso, no sea trágico’. Pero es la verdad. Lo importante es que ese último paso nos encuentre en camino, no dando una vuelta, de paseo, sino, en el camino de la vida, y no en un laberinto sin fin.

Los importante, aseguró el Santo Padre al final de su homilía, es que este último paso, lo demos “en paz, en paz del corazón, en paz de todo”.

Llamado a los fabricantes de armas: ¡Deténganse!

En el Cementerio, el Papa se detuvo a rezar frente a las tumbas de los soldados fallecidos en la guerra, y lanzó un llamado renovado a la paz.

El Papa aprovechó este día para lanzar un fuerte llamado a la paz, y se dirigió especialmente a la industria armamentística:

“¡Deténganse hermanos y hermanas! ¡Deténganse fabricantes de armas! Estas tumbas hablan, gritan por sí mismas, gritan por la paz”.

Al finalizar la Misa, volvió al Vaticano para rezar, por unos minutos, frente a las tumbas de sus antecesores en la Plaza de San Pedro.

Con información de Vatican News.