Octubre, mes de las misiones, ¿cómo ser parte activa de ello?

Todos estamos llamados a participar de ser misioneros, cada uno desde nuestras realidades.
Papa Francisco da mensaje a misioneros. Foto Vatican News
Papa Francisco da mensaje a misioneros. Foto Vatican News

Participa cada lunes a las 21:00 horas (tiempo del centro de México) en La Voz del Obispo en Facebook Live.  Este lunes 11 de octubre podrás conversar con el autor de este texto, Mons. Andrés Luis García Jasso, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de México. 

 

Cada mes de octubre, la Iglesia se enfoca en despertar y revitalizar el espíritu misionero en cada católico. Se intensifican las campañas de comunicación y trabajos en toda la Iglesia para que todos participemos y colaboremos en esta tarea inherente a todo cristiano; es decir, esencial y permanente para todo católico.


Cuando fuimos bautizados, al recibir la unción posbautismal con el Santo Crisma, el sacerdote dijo unas palabras que nos configuran con esta misión: “Dios todo poderoso, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que los has librado del pecado y les has dado la nueva vida por el agua y el Espíritu Santo, los unja con el crisma de la salvación, para que incorporados a su pueblo, sean para siempre miembros de Cristo Sacerdote, de Cristo Profeta y de Cristo Rey” 1.

El Espíritu Santo recibido por el Bautismo, será fortalecido con la recepción del Sacramento de la Confirmación. A través de este Sacramento, la Iglesia pide a Dios Padre todopoderoso, que los hijos que han renacido ya a la vida eterna en el Bautismo, reciban la abundancia del Espíritu Santo, a fin de que ese mismo Espíritu los fortalezca con la abundancia de sus dones, los consagre con su unción espiritual y haga de ellos imagen fiel de Jesucristo 2.

El Sacramento la Confirmación nos impulsa a ser testigos fieles del amor de Dios a los hombres, por eso el Papa Francisco ha tomado como lema para la Jornada Mundial de las Misiones de este año: “No podemos dejar de hablar de los que hemos visto y oído” (Hch 4,20), es decir, ser testigos.

Quisiera recordar el primer párrafo del mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de las Misiones, dado el 6 de enero del 2021, en preparación para la misma: Cuando experimentamos la fuerza del amor de Dios, cuando reconocemos su presencia de Padre en nuestra vida personal y comunitaria, no podemos dejar de anunciar y compartir lo que hemos visto y oído. La relación de Jesús con sus discípulos, su humanidad que se nos revela en el misterio de la encarnación, en su Evangelio y en su Pascua nos hacen ver hasta qué punto Dios ama nuestra humanidad y hace suyos nuestros gozos y sufrimientos, nuestros deseos y nuestras angustias 3.

Todo en Cristo nos recuerda que el mundo en el que vivimos y su necesidad de redención no le es ajena y nos convoca también a sentirnos parte activa de esta misión: “Salgan al cruce de los caminos e inviten a todos los que encuentren” (Mt 22,9). Nadie es ajeno, nadie puede sentirse extraño o lejano a este amor de compasión. Los Apóstoles fueron los primeros mensajeros del Evangelio, pero necesitaron la fuerza del Espíritu Santo para cumplir con esta misión.

Al principio del libro de los Hechos de los Apóstoles, encontramos el diálogo que tiene Jesús con sus discípulos antes del momento de la Ascensión: «Señor, ¿es en este momento que vas a restablecer el reino de Israel?» (Hch 1,6), pero Jesús en vez de dar una respuesta, les hace partícipes de esta misión: «ustedes recibirán una fuerza, cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes, y de este modo serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaría, y hasta los confines de la tierra» (Hch 1,8).

Todos estamos llamados a participar en esta tarea, cada uno desde nuestras realidades; uniéndonos todos en oración, sacrificio, aportación económica en favor de las misiones, con el fin de que el Evangelio sea anunciado a todos, para que todos conozcan el amor de Dios.

 

1 Oración posbautismal con el Santo Crisma, tomada del ritual del Sacramento del Bautismo.

2 Cf. Preambulo para oración de imposición de las manos en el ritual del Sacramento de la Confirmación.

3 Cf. Conc. Ecum. Vat. II, Const. past. Gaudium et spes, 22.

 

Mons. Andrés Luis Jasso es Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de México

 

 

Este texto pertenece a nuestra sección La Voz del Obispo y se complementa con la transmisión en vivo que realizará su autor este lunes 11 de octubre a través de Facebook Live a las 9 PM. ¡Participa!

 

Más de este autor: ¿Qué es un Obispo Auxiliar y cuáles son sus funciones?

Comentarios