Elecciones en México 2021: ¿Somos libres para votar?

¿Quién decidirá nuestro voto? ¿Las encuestas, las campañas mediáticas, los influencers?
Los foros "Elecciones bajo la mirada de la fe" tendrán lugar los días 6, 20 y 27 de mayo.
Los foros "Elecciones bajo la mirada de la fe" tendrán lugar los días 6, 20 y 27 de mayo.

Participa cada lunes a las 21:00 horas (tiempo del centro de México) en La Voz del Obispo en Facebook Live.  Este lunes 26 de abril podrás conversar con el autor de este texto sobre las elecciones en México 2021, el Obispo Auxiliar, Mons. Héctor M. Pérez Villarreal. 

 

Se aproxima el 6 de junio, día en que los mexicanos elegiremos por quién queremos ser gobernados. Todos los congresos, incluyendo en federal, serán renovados; más de 3,500 puestos de elección estarán en juego en esta jornada electoral. Sin duda, será una elección que afectará la visión del México que construiremos en los próximos 15 a 20 años.


Ante ello, el episcopado mexicano en su Mensaje al pueblo de Dios, fruto de su última Asamblea en Pascua, exhortó a los votantes a “informarse lo más posible acerca de la persona y las propuestas que tiene el candidato para que las analicen en conciencia de modo que su voto sea libre, razonado y responsable, en coherencia con nuestros valores humanos y cristianos”. Sin embargo, hoy los invito a preguntarse: ¿podremos ser libres al votar este 6 de junio?

Puedes leer: Elecciones en México 2021: ¿Por quién votar?

Influencia social, informativa y manipulación digital

Los seres humanos somos muy influenciables socialmente. Por ejemplo, si vemos a una multitud mirar hacia arriba, miramos con ellos; si vemos a todos correr, corremos detrás de ellos. Por ello, lo que escuchemos sobre los partidos y los candidatos en nuestros círculos sociales influirá en nuestro voto. Este es el fin de las encuestas, influir nuestro voto al decirnos: “mira por quién están votando todos”, “mira quien es el segundo lugar y ejerce tu voto útil”. Las encuesta raramente se hacen para informar, la mayoría se harán para influir.

Además, somos fácil presa de la influencia informativa de la cual la publicidad es la mejor aliada. Basta que nos repitan que tal o cual producto es “el más vendido”, el “utilizado por tal o cual celebridad”; para que ese producto comience a generar mayor interés. Dicen que una mentira dicha muchas veces se va convirtiendo en verdad. Así, influyen nuestro voto con la publicidad, uniendo imágenes de bienestar con las figuras políticas o los partidos. No en balde se gastan miles de millones de pesos en publicidad durante las elecciones.

Por último está la manipulación digital. Toda la publicidad dirigida según nuestros gustos, nuestras conversaciones, las páginas que visitamos, ¡hasta los lugares a los que asistimos! Todos esos datos sirven para mostrarnos solo el mundo que “ellos” quieren que veamos. Así se polariza la sociedad, pues los seguidores de un partido solo recibirán publicidad de ese partido y los contrarios recibirán publicidad del suyo; así, la publicidad nos va aislando “en nuestro mundo”, sin dejarnos mirar el panorama completo.

La libertad del voto, una conquista por alcanzar

Hoy en día, en que las plataformas de los partidos son poco claras y los perfiles de muchos de los candidatos destacan más por su trayectoria artística que por su experiencia política, tenemos que hacer un esfuerzo extra por conocer en manos de quién queremos poner el futuro de nuestro gobierno.

¿Quién decidirá nuestro voto? ¿Las encuestas, las campañas mediáticas, los influencers? Campañas como la del “voto útil” o “el menos peor”, ¡no pueden ser nuestros consejeros!

Bien nos lo advierten los obispos en el mismo mensaje mencionado al inicio: “Hemos de evitar ser cómplices de campañas de desinformación, del apoyo a candidatos que estén en contra de la vida, la institución matrimonial, la dignidad humana, y de la libertad religiosa; así como el apasionamiento extremo que dañe los nexos familiares o sociales que nos unen. No nos dejemos comprar por dádivas o condicionar por amenazas de ningún tipo, nuestro voto ha de ser libre y soberano”.

No tomemos a la ligera nuestra libertad al decidir nuestro voto. Sin duda buscarán condicionarnos con técnicas de publicidad que ejerzan una influencia social y/o informática. Por ello, hemos de estar atentos y “conquistar” nuestra libertad: seamos críticos ante las noticias que recibimos: ¿esta noticia quiere “informarme” o “influenciarme”; quién la escribe, por qué la escribe; en qué me ayuda a decidir? Investiguemos los candidatos por los que votaremos, escuchemos directamente sus discursos, acerquémonos a sus redes, para no decidir sobre la opinión de los demás, sino sobre una opinión personal, libre y bien informada.

 

Puedes leer: 5 consejos de los obispos de México para las elecciones 2021

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios