50 años del equipo laico de la Arquidiócesis de México

Agradecemos la existencia del Equipo Laico al Servicio de la Pastoral que sirve a la Iglesia de Cristo.
Laicos al servicio de la Iglesia.
Laicos al servicio de la Iglesia.

Participa cada lunes a las 21:00 horas (tiempo del centro de México) en La Voz del Obispo en Facebook Live.  Este lunes  de junio podrás conversar con el autor de este texto, Mons. Salvador González, Obispo Auxiliar.

 

La riqueza, amplitud y fuerza que el Concilio Vaticano II ha tenido para la Iglesia, sin lugar a dudas ha puesto especialmente la mira en los laicos, es decir: “los fieles que, en cuanto incorporados a Cristo por el bautismo, integrados al Pueblo de Dios y hechos partícipes, a su modo, de la función sacerdotal, profética  y real de Cristo, ejercen en la Iglesia y en el mundo la misión de todo el pueblo cristiano en la parte que a ellos corresponde”, y es que por su carácter secular: “…les corresponde, por propia vocación, tratar de obtener el Reino de Dios gestionando los asuntos temporales y ordenándolos según Dios”. (Lumen Gentium 31)




Por eso, no es extraño que uno de los trabajos que rápidamente se han puesto en marcha en las Iglesias particulares tiene que ver con el acompañamiento del gran número de fieles laicos que forman la Iglesia. Aquí, en la Arquidiócesis de México, además de los valiosos núcleos como la Acción Católica y los Cursillos de cristiandad, hace 50 años se fundó el Equipo Laico al Servicio de la Pastoral que, como su nombre lo indica, viene a atender una necesidad por demás urgente colaborar en la pastoral de la Iglesia de la mano con los sacerdotes y religiosos.

Leer: “En México hay inconformidades, incluso rabia”: Obispos

Las inquietudes de este equipo no pueden sino ser fruto de los “aires renovadores” del Concilio, y por ello, fruto del gran Don del Resucitado, el Espíritu Santo. Al darse cuenta este Equipo que la mejor manera de ayudar a la pastoral de la Iglesia era estando capacitados, surge formalmente la Escuela de Pastoral para dar enseñanza religiosa a los miembros de este Equipo y así poder ser un brazo fuerte para la Misión.

Cuando el Espíritu de Dios actúa no puede sino ser fecundo, y es muy elocuente esta fecundidad al asomarnos a las parroquias de nuestra Arquidiócesis y de muchas otras del país e incluso más allá de nuestras fronteras, siempre bien uniformados como verdaderos soldados en los trabajos de acogida, edecanes, tramoyistas, coordinadores, logística, liturgia, y todo tipo de servicio que requieren las reuniones o eventos eclesiales, siempre alegres, entusiastas y dispuestos al servicio.

Este equipo, siempre fiel a Jesucristo y a su Iglesia, ha venido madurando, descubre una realidad, un reto, un desafío; ora, discierne y actúa. De esta forma surge el Instituto de Formación y sus diferentes grados, para tener al día sobre el Magisterio de la Iglesia a sus miembros. Recientemente han querido atender a los más jóvenes y han ideado los semilleros de vocaciones, buscando así adaptar su método para que de allí de donde surge el llamado la Iglesia acompañe y auxilie para orientar la respuesta a Dios.

Lo que ha surgido después del Concilio Vaticano II con los Movimientos Laicales no puede sino mirarse como un verdadero soplo del Espíritu Santo, es una muestra de la fidelidad de Dios y el cumplimiento de su promesa. En esta ocasión agradecemos la existencia del Equipo Laico al Servicio de la Pastoral que desde hace 50 años sirve a la Iglesia de Cristo, que sean muchos más, siempre atentos a las necesidades de un Mundo que espera el servicio de una Iglesia generosa, abierta y audaz, del talante de su fundador.

Te puede interesar: La visita pastoral: ¿para qué se realiza?

 

Participa cada lunes a las 21:00 horas (tiempo del centro de México) en La Voz del Obispo en Facebook Live.