Pregúntale al padre
rmb

¿Cuál es la diferencia entre novena y novenario?

Se trata de dos actos devocionales distintos que se realizan durante nueve días.
Imagen de la Virgen de Guadalupe. Foto: Cathopic
Imagen de la Virgen de Guadalupe. Foto: Cathopic

La novena y el novenario son dos actos devocionales distintos que tienen en común que se realizan durante nueve días (de ahí su nombre).

Se llama ‘novena’ a una práctica piadosa que consiste en solicitar a Dios cierto favor mediante la intercesión de María o de los santos. Ejemplos de novenas populares son al Sagrado Corazón de Jesús; la Virgen (en sus distintas advocaciones), San Judas Tadeo, San Antonio. Generalmente se trata de una oración que incluye el rezo de Padrenuestro, AveMaría y Gloria, luego del cual se añade la petición que se desea solicitar. Generalmente se empieza nueve días antes de una fiesta o Solemnidad. Por ejemplo, la novena a Santa Teresita suele iniciarse el 23 de septiembre (para terminar el 1 de octubre, día en que se celebra a esta querida Santita).


También puedes leer: ¿Qué es una jaculatoria y para qué sirve?

La novena no debe tomarse como práctica supersticiosa o mágica que garantice obtener lo que se pide. Quien la realiza debe hacerlo con humildad y aceptando de antemano que Dios le concederá lo que le solicita, sólo si es conforme a Su voluntad y según Su infinita sabiduría y bondad.

Se suele llamar ‘novenario’ a la celebración de nueve Misas en las que se pide por el alma de algún difunto. El valor infinito de una sola Misa basta para encomendar a quien ha sido llamado al encuentro del Señor, pero es una costumbre que ha arraigado porque permite a los deudos vivir su duelo de la mano de Dios y en compañía de seres queridos que les ayudan a encomendar a su difunto a la misericordia divina.

¿Tienes alguna duda sobre la religión o la Iglesia Católica? ¡Mándala a nuestras redes sociales!

Visita nuestra sección Pregúntale al padre

Comentarios