Paragraph

SUSCRIBIRSE

Sabemos que para que existan los abusos en contra de las infancias, se requiere que exista un sistema que “permita” o sea omiso ante tales actos. Con esto, no nos referimos a un permiso otorgado de manera explícita, sino a un sistema que cierre los ojos frente a las situaciones. Por lo anterior, el apego seguro por parte de los cuidadores primarios o padres de familia, ayudará a que nuestras niñas, niños y adolescentes (NNA) tengan menos riesgos de sufrir algún abuso sexual. Cuando hablamos de apego seguro, nos referimos a una crianza que:

Eduque en la aceptación y sanación de las propias heridas. Como adultosdebemos trabajar y sanar las propiashistorias. Muchos traemos con nosotrosheridas que aún no han sanado y requieren atención, de tal suerte que éstas noperjudiquen a nuestras infancias.

Acompañe en el amor y la dignificación de la persona. Se requiere reconocer que en las niñas, niños y adolescentes existe un ser capaz de expresarse, de sentir, de amar, y que además necesita ser amado; saber que es protegido y acompañado en su proceso de crecimiento y aprendizaje. Y ser reconocido como sujeto de dignificación.

Sea congruente. Una educación adecuada requiere límites claros, pero también respeto y corresponsabilidad: cada indicación debe concordar con las buenas prácticas del adulto que educa y acompaña en el crecimiento.



Promueva la resiliencia. Las infancias y adolescencias requieren reconocer cuáles son sus recursos para enfrentar situaciones de riesgo, así como cuáles son sus redes de apoyo y acompañamiento ante éstas.

Frente a los múltiples riesgos a los que socialmente estamos expuestos, cada uno de los anteriores recursos permitirán que las situaciones de riesgo de abuso sexual sean prevenibles: los NNA sabrán que no están solos, que en medio de las más espesas oscuridades, siempre podrán halla una mano fraterna.





Tik Tok

Tik Tok
Tik Tok
Tik Tok

NEWSLETTER

Recibe nuestro boletín semanal