Paragraph

SUSCRIBIRSE

Lugar de encuentro

29 noviembre, 2023
Lugar de encuentro
Jaime Septién

Hace pocos días leí una entrevista con el famoso sacerdote francés Jacques Philippe en la que resumía sus libros y su prédica: “Hacemos de la vida espiritual algo complicado cuando en realidad no lo es”.

Cualquiera que haya leído La paz interior o Tiempo para Dios, se habrá percatado que lo dicho por su autor en la entrevista es verdad. En La paz interior afirma –y con sobrada razón—: “todas las razones que tenemos para perder la paz son malas razones”. Y en Tiempo para Dios, que es una guía para la vida de oración, lejos de proponer intrincadas meditaciones, éxtasis o arrebatos místicos, solamente pide atención, fidelidad y perseverancia. Un apunte retrata esta guía: “Estando atentos a Dios, aprendemos a estar atentos a los demás.”

Son “pinceladas”, como diría el recordado padre don Justo López Melús, que dibujan el sentido infantil que debe prevalecer en la ruta hacia la eternidad. Obviamente no me refiero a lo infantil como símbolo de inmadurez; al contrario: “la infancia espiritual” de Santa Teresita de Lisieux, ese dejarse abandonar en la confianza de un Dios amoroso que nos redime desde el hondón del alma.

En su “testamento espiritual”, el teólogo Hans Urs von Balthasar pone punto final a su gigantesca obra con un título que habla por sí mismo: Si no se hacen como este niño… El lugar de encuentro de la paz y de la oración está en habitar la inocencia. Todas las justificaciones que se nos vengan encima para “hacernos los adultos” son malas justificaciones.



Más artículos del autor: Las herejías

*Los artículos de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.





Autor

Periodista y director del periódico católico El Observador de la actualidad. 

Tik Tok

Tik Tok
Tik Tok
Tik Tok

NEWSLETTER

Recibe nuestro boletín semanal