Tiempos de reflexión

La mayoría de las personas consideran la semana santa y pascua como “vacaciones de primavera”, y en cierto sentido lo son, porque dejamos nuestras ocupaciones habituales de trabajo y escuela para dar paso al descanso. Sin embargo, nos falta descubrir el sentido de estas semanas.

¿Por qué se le llama Semana Santa, y cuál es su sentido? En esta semana se recuerda y celebra el misterio central de la fe de todos los cristianos: La Redención del género humano por la muerte y resurrección de Jesucristo. Por este motivo, la semana mayor además de ser un tiempo de descanso es un tiempo que favorece la reflexión.

Leer: 5 puntos que todo católico debe considerar antes de votar


Ante esta situación de pandemia todos hemos atravesado por diferentes etapas para poder enfrentar la crisis. Durante muchos meses tuvimos que resguardarnos en nuestras casas por seguridad de todos; la mayoría entramos en una etapa de supervivencia en la incertidumbre, el miedo y la ansiedad se apoderaron de nuestro pensamiento y, en ocasiones la desesperación, nos llevó a desarrollar conductas violentas. Pero, es momento de cambiar el chip y empezar a ver hacia adelante para poder adaptarnos e integrarnos a la nueva normalidad de una manera responsable.

Hoy después de un año dejamos atrás la etapa de supervivencia y pasamos a la etapa de recuperar, es decir, para muchos es necesario recuperar sus actividades y parte de su estilo de vida para poder seguir con su dinámica familiar y mantener su estabilidad económica. En esta etapa es muy importante no perder de vista que, si bien ya estamos más familiarizados con las formas de contagio y las medidas de prevención que se deben implementar, es necesario no bajar la guardia y continuar con todas los cuidados sanitarios de manera estricta para poder incorporarnos de manera segura.

A la par, es necesario ir desarrollando una tercera etapa que es la de crecimiento. ¿Qué vivencias y aspectos positivos puedes rescatar de este periodo de confinamiento? ¿Qué, de todo lo que has vivido durante estos meses, te ha servido para crecer como persona? A lo mejor la convivencia diaria con tu familia te ha llevado a ser más tolerante, has valorado más el trabajo que se hace en casa o has logrado una mejor comunicación con tu esposo o esposa e hijos.

Sabemos que han sido unos meses difíciles en todos los aspectos; familiarmente hemos tenido que adaptarnos a una nueva forma de interactuar y muchos hemos tenido que despedir a integrantes de nuestra familia.  Por eso, es importante que, en este tiempo de recogimiento espiritual, te sientes con tu familia y hagan un recuento de todo lo positivo que les ha dejado esta larga “cuarentena” y cuáles son los aspectos que tienen que mejorar para salir fortalecidos.

Es un buen momento para fortalecer la fe y acercarse a Dios, recordemos que la espiritualidad es una parte esencial del ser humano, en donde muchos de nosotros encontramos respuestas y sentido a todo aquello que nos acontece.

En estas Pascuas no solo celebremos la resurrección de Jesús, sino el renacer a una nueva etapa en donde las vicisitudes se vuelvan la fortaleza para reconstruirnos como personas.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios