Opinión

Repensar la pandemia desde la esperanza

Vivimos un cambio de época con fuertes crisis que se manifiestan en todos los ámbitos: social, político, religioso, cultural, ético, etc.  Hemos sido testigos o víctimas de la violencia, las injusticias y los atropellos que se cometen todos los días, y somos parte de una sociedad enferma, contaminada por las ideologías que pretenden hacernos perder la capacidad de distinguir el bien del mal, relativizando todo, y presentando como “derecho humano” asesinar al no nacido, el uso de las drogas, o privar a los padres de la patria potestad de sus hijos

La llegada de la pandemia, además de los problemas que trajo respecto a la salud y la economía, agudizó y desenmascaró muchos otros que ya teníamos, pero no les habíamos dado la importancia necesaria; hoy la realidad nos obliga a enfrentarlos, analizarlos y resolverlos de acuerdo a las nuevas condiciones que vivimos.

Decía Séneca que “ningún viento es favorable para quien no sabe a donde va”; la pandemia nos ofrece a todos, a ti y a mí también, la ocasión de hacer un alto, rectificar el rumbo, y comenzar a reconstruir desde nosotros mismos, nuestra familia y nuestro entorno, una sociedad más sana, más consciente y encaminada a la civilización del amor.

Te puede interesar: Barrios Unidos en Cristo

En la medida en que las familias cumplan con su función como la primera comunidad de personas unidas por el amor donde se acoge y educa a cada uno de sus miembros, tendremos como resultado generaciones de mujeres y hombres virtuosos y líderes, con un papel determinante en el desarrollo de la sociedad.

Para cumplir esta tarea y conscientes de la magnitud del reto que hoy enfrentamos, en un mundo globalizado es necesario construir puentes con otros países que viven problemáticas similares, uniendo esfuerzos y compartiendo experiencias para lograr la construcción de una civilización más humana mediante el fortalecimiento y la promoción de la familia a través de la educación informal y formal.

Con estos ideales surgió la Alianza Iberoamericana de la Familia (IBEROFAM) que está integrada por diversas instituciones organizaciones y asociaciones de Iberoamérica, formadoras y defensoras de la Familia, realizando desde el 2008, cuatro Cumbres Iberoamericanas de la Familia.

Convencidos de que cada obstáculo representa una oportunidad y que juntos podemos descubrir caminos de esperanza que nos permitan prepararnos y enfrentar los desafíos de la pospandemia a través de la educación desde la Familia, los días 19, 20 y 21 de noviembre se realizará de manera virtual la V CUMBRE IBEROAMERICANA DE LA FAMILIA: “Repensar la pandemia desde la esperanza: la educación centrada en la Familia”.

En esta cumbre,  reconocidos expertos de diferentes países analizarán las distintas problemáticas a las que nos enfrentamos las familias iberoamericanas para compartir experiencias, propuestas y estrategias que nos motiven a superar los obstáculos presentes y a generar compromisos personales e institucionales que fortalezcan las líneas de acción de apoyo a la Familia.

El cupo es limitado y la participación gratuita, así que tenemos una magnífica oportunidad de conocer nuevas alternativas.

Puedes inscribirte en la siguiente liga:
http://www.iberofam.org/v-cumbre-registro
Te presentamos el programa:

PROGRAMA DE LA V CUMBRE IBEROAMERICANA DE LA FAMILIA
Cumbre Iberoamericana de la Familia

Cumbre Iberoamericana de la Familia

Cumbre Iberoamericana de la Familia

Consuelo Mendoza García es ex presidenta de la Unión Nacional de Padres de Familia  y presidenta de Alianza Iberoamericana de la Familia.

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Los artículos de la sección de opinión son responsabilidad de sus autores.

Compartir