Fray Claqueta

Que buena broma, Bromelia

El amor y el desamor, la maternidad, la auténtica inclusión y el amor a los animales, son apenas algunos de los temas de esta película venezolana que obtuvo el reconocimiento como mejor película en el pasado Festival Internacional de Cine con Valor, FIC Valores,  celebrado en Guadalajara Jal.

 

Como si se tratara de una burla del destino Bromelia, soltera de 40 años, se dedica a confeccionar vestidos de novia en el negocio familiar, mientras sufre la soledad de su soltería.

 

Pero la llegada de Pedro, un proveedor de telas, despierta en Bromelia la esperanza de formar un hogar. Sin embargo, las cosas no resultan como ella había soñado y el diagnóstico de su embarazo con un niño con síndrome de Down desafía su relación y su valentía.

 

Qué buena broma Bromelia es una película sencilla y directa, muy humana que desafía a las ideologías radicales feministas con el verdadero feminismo que construye y enriquece a la sociedad. También es un desafío a las ideologías políticas, pues la película se realiza por completo en Venezuela, un país destrozado económicamente por el régimen socialista que poco o nada ha dejado para la industria cinematográfica.

 

La película aún no está en cartelera en nuestro país y se encuentra a la espera de un distribuidor para su pronta exhibición

 

Directora: Efterpi Charalambidis

 

Más artículos de autor: Vértigo

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.

 

Compartir