Opinión

Adviento: preparación en paz y con salud

Estamos ya en la parte final de la primera semana de Adviento y el inicio de la segunda. Para las y los católicos esto significa una temporada de preparación para la llegada de la Navidad: momento de paz y de perdón. Así como nos alistamos para un momento muy importante de nuestras fe, también resulta conveniente cuidar nuestra salud en este momento riesgoso de la pandemia.

Puedes leer: Celebrar a la Virgen de Guadalupe con salud


En todo el país, más de un millón 300 mil personas se han contagiado de COVID-19 y más de 400 mil casos han sido sospechosos. Seguramente todos ya hemos conocido a alguien cercano que se ha infectado y es probable también que nosotros hayamos estado en riesgo.

Ha sido un año complicado, que ha requerido mucho esfuerzo de nuestra parte para cuidarnos, por lo que no está demás tomar el simbolismo de esta temporada para renovar nuestra forma de pensar a favor de la salud y de la de quienes nos rodean.

Las cuatro semanas de la temporada de Adviento son representadas con una Corona que sostiene cuatro velas. La luz no sólo nos ayuda a colorear el ambiente; puede ser un símbolo de armonía. Tratemos, entonces, en esta temporada -en la que estamos en alerta de riesgo de contagio-, de hablar con nuestra familia y amigos que han enfermado para darles ánimo y para sentirnos bien con ellos y con nosotros mismos.

El Adviento 2020 servirá también para pedir la llegada de la salud, de una vacuna o de un tratamiento eficiente en favor de todos. En lo que sucede, preparémonos: seamos realmente responsables y demos un poco más de nosotros para protegernos. Quedémonos en casa, mantengámonos a distancia de quienes más queremos, usemos cubrebocas y no salgamos  a menos que sea estrictamente urgente y necesario.

Esta temporada requiere también de mucha oración, para poder permanecer fuertes en mente y espíritu. Si necesitamos ser escuchados, llamemos a cualquier hora a la Línea de Seguridad o vía WhatsApp al Chat de Confianza 55 5533-5533. En el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México hemos contribuido a brindar apoyo emocional a 5 mil 798 personas desde el primer caso registrado de COVID-19 en el país (el 28 de febrero).

Por último, la Corona de Adviento nos trae un mensaje maravilloso: la base que sostiene las velas es un círculo. Una línea sin principio ni fin, que representa que el amor al prójimo es eterno.

Sigamos siendo responsables de nuestra salud y de la de los demás. Demostremos ese cariño que tenemos por nuestra comunidad. Esperemos la llegada de la Navidad, del perdón y de la paz en nuestro hogar con mucha esperanza y autocuidado. Es época de estar unidos a la distancia.

@guerrerochipres

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios