Historias ciudadanas

Adviento para la paz y compromiso con la igualdad

La paciencia, esperanza y acompañamiento fueron las tres virtudes que llevaron a Claudia, a sus 55 años, a romper con el círculo de violencia en el que creció y que ella, en consecuencia, reprodujo.

En agosto, la mujer pidió ayuda porque sus hijas le prohibían salir de su hogar, le quitaban su dinero. Le reprochaban las agresiones que vivieron de niñas por parte de su padrastro y, en forma de venganza, ejercían maltrato emocional y económico.

Ahora, tras recibir terapia gratuita ha logrado reconocer que tiene el poder, la fuerza espiritual para transformar su entorno, impedir que su familia la agreda y espera que cada cambio que haga en su entorno le traiga paz.

Este domingo 28 de noviembre comienza el tiempo de Adviento. Es más que una fecha simbólica en la que los católicos se preparan para la llegada del nacimiento de Jesús. Es un momento clave para prepararnos a recibir los cambios en nuestra vida, para desterrar el miedo con el que nos desarrollamos, para fomentar la igualdad sustantiva con nuestro prójimo y fortalecer nuestra salud mental y equilibrio espiritual.

Aprovechemos estas cuatro semanas para encender la luz. Si identificamos que en nuestro hogar hay un ambiente hostil, generemos comunicación con todas y todos para transformarlo, conversar de lo que nos molesta, que nos lastima y poner límites.

Si somos víctimas o conocemos a alguien que vive violencia, alcemos la voz. Tenemos derecho a vivir en paz. Siempre estamos a tiempo para detener las agresiones y sanar.

En el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México estamos para acompañar y ayudar a todas las personas a encontrar tranquilidad emocional, cuidar su salud mental y traer bienestar a su hogar.

En este año, hemos brindado 5 mil 253 atenciones gratuitas por violencia familiar en la Línea Mujer y Familia y en el Chat de Confianza 55 5533-5533, el 96% a mujeres como Claudia.

Además, hemos dado 200 terapias en donde les ayudamos a visibilizar, empoderar y fortalecer la autoestima. Sabemos que es un proceso, pero estamos para acompañarles en cada momento.

En este Adviento asumamos nuestro compromiso como comunidad para apoyar a acercar la paz en cada hogar. Compartamos los servicios a quienes lo necesiten, principalmente a las mujeres, quienes son más vulnerables a sentirse inseguras en los espacios privados.

Nuestro objetivo es que todas y todos podamos esperar con bienestar, sin ninguna amenaza, la llegada de gracias y dones que nos ayuden a crecer como seres humanos y como sociedad. En nuestro momento de generar igualdad sustantiva en los hogares.

Salvador Guerrero Chiprés (@guerrerochipres) es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.