Vida Parroquial

Las Misas en San Fernando siguen pese al cierre del templo

La iglesia, en la colonia Guerrero, sufrió daños por los sismos de 2017.
La Iglesia de San Fernando Rey es uno de los inmuebles catalogados como No Habitables. Foto: Ricardo Sánchez
La Iglesia de San Fernando Rey es uno de los inmuebles catalogados como No Habitables. Foto: Ricardo Sánchez

El 12 de enero de 2019 comenzó una nueva historia para la Iglesia de San Fernando Rey: tuvo que detenerse el paso de feligreses al templo y las Misas concurridas.  El sismo de 2017 provocó varias afectaciones en esta iglesia de estilo barroco ubicada en la colonia Guerrero, en el Centro Histórico.

“Las autoridades correspondientes nunca nos dieron un dictamen en forma y seguíamos con los servicios, hasta enero de este año (2019), cuando nos notificaron que debíamos cerrar el inmueble, pues la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) catalogó a la iglesia como No habitable”, explica el párroco Fray Juan Francisco Salazar.

Leer: ¿Qué pasará con las 12 iglesias que cerraron temporalmente?

Esta iglesia, custodiada por la orden de los franciscanos, tuvo mantenimiento e impermeabilización de techos y resane de algunas grietas antes del sismo, sin embargo, resultó con daños. “Si no hubiéramos hecho el mantenimiento, el templo hubiera colapsado”, considera el párroco.

De acuerdo con el dictamen de la Seduvi, el inmueble es catalogado como no habitable y tiene daños la cúpula, fisuras y grietas severas, desfasamiento de la capilla lateral y asentamientos.

Cuna de San Junípero

A decir de Fray Juan, este templo es muy importante en el sentido del arte, la cultura y de los personajes que han pasado por aquí. “El templo antes era colegio de propaganda Fide, un convento y también fue a casa de san Junípero Serra que fue un gran evangelizador de las cinco misiones de la Sierra Gorda de Querétaro y beatificado por el Papa san Juan Pablo II el 28 de septiembre de 1988.

También puedes leer: El cierre de la Santa Veracruz unió a la comunidad

“Los franciscanos hemos tratado de impulsar los bienes, tanto de la creación como de los materiales. Por ejemplo, la casa conventual necesita una reparación pronta y expedita. Toda las esculturas y pinturas que hay en el templo las tenemos catalogadas, sabemos quién las hizo; es una iglesia con mucha riqueza histórica y es el patrimonio histórico de todos, que todavía da para más”.

Actualmente la parroquia opera en la casa conventual, ubicada atrás del templo, en la calle Mina 145, Col. Guerrero. Adaptaron el patio principal para oficiar Misa y la oficina del párroco es la Capilla del Santísimo.

Las Misas se ofician de lunes a viernes a las 8:00 y a las 19:00 horas; los domingos en el atrio parroquial a las 8:00,9:00,11:00,12:00,13:00, 14:00,18:00 y 19:00 horas.

De acuerdo con el fraile, los grupos parroquiales están muy interesados en que la vida y el espíritu franciscano siga muy latente, por lo que están muy agradecidos.

Te puede interesar: Las Iglesias dañadas en la Arquidiócesis de México

Asimismo, agradece a “al Cardenal Carlos Aguiar, a don Antonio Ortega Franco, al padre Salvador Barba, al padre Alejandro Cerón, al gobierno federal y local, así como a la Secretaría de Cultura y al INAH que han estado pendientes y muy cercanos con nosotros”.