Vida Parroquial

El cierre de la Santa Veracruz unió a la comunidad

Las actividades de la parroquia continúan, pese al cierre temporal de sus puertas.
La parroquia de la Santa Veracruz está cerrada por daños estructurales. Foto: Alejandro García
La parroquia de la Santa Veracruz está cerrada por daños estructurales. Foto: Alejandro García

La Parroquia de la Santa Veracruz, uno de los recintos religiosos más antiguos de la Ciudad de México, sigue en pie, pues la comunidad es la verdadera iglesia, asegura el Padre Bernard Olorunfemi.

Leer: ¿Qué pasará con la parroquia de la Santa Veracruz?

Ubicada en la Colonia Guerrero, atrás del Palacio de Bellas Artes, forma parte de los 11 templos católicos que la SEDUVI y Protección Civil cerraron temporalmente debido a los daños que sufrieron con el sismo del 19 de septiembre de 2017.

La Parroquia de Santa Veracruz se cierra temporalmente para restauración.

La Parroquia de Santa Veracruz se cierra temporalmente para restauración.

El P. Olorunfemi, asesor de la Renovación Carismática Católica en el Espíritu Santo, asegura que las actividades de la parroquia siguen igual, excepto porque muchas de ellas se llevan a cabo en el atrio de la parroquia, en el Templo Expiatorio de San Felipe de Jesús y en Iglesia de Nuestra Señora de Lourdes, entre otras.

“No hay mal que por bien no venga; la desgracia ha unido a la comunidad sacerdotal. Muchos de ellos me han abierto las puertas de sus templos para continuar con nuestras actividades, eso me emociona”, detalla el párroco.

Leer: ¿Qué pasará con las 12 iglesias que cerraron temporalmente?

Asegura que está tranquilo porque ha visto acciones del gobierno, pues empresas especializadas, avaladas y supervisadas por el INAH, interesadas en la restauración, han visitado la iglesia para calcular sus presupuestos y entrar a concurso para llevar a cabo la habilitación del inmueble.

De acuerdo con el dictamen de la Secretaría de Riesgos y Protección Civil, realizado en octubre de 2018, la parroquia sufrió severos daños en las dos torres y “se observan desplomes, hundimientos y posibilidad de colapso de algunas canterías que decoran la iglesia, apuntalamientos inadecuados en el arco del acceso principal”.

El P. Bernard Olorunfemi agradece al Secretario de Cultura local, Alfonso Suárez del Real, por su apoyo; sin embargo, hace un llamado a las autoridades para que la restauración de las iglesias sea rápida. “Este es un llamado a la acción, hoy, no sólo la renovación le conviene a la Iglesia, sino a toda la nación, pues los turistas vienen a ver estos templos históricos, y por ahora sólo hay ruinas”.

Te puede interesar: Las Iglesias dañadas en la Arquidiócesis de México