Papas Mártires de la Iglesia: ¿cuántos fueron?, ¿cuáles son sus nombres?

Los primeros 31 Pontífices de la Iglesia Católica murieron mártires. ¿Lo sabías?
San Pedro pintado por Rubens Foto: Museo del Prado.
San Pedro pintado por Rubens Foto: Museo del Prado.

Durante las 10 persecuciones que hubo en el amplio Imperio Romano, los primeros cristianos sufrieron crueles martirios por defender su fe. Entre ellos estuvieron los primeros 31 Papas, que murieron mártires, desde San Pedro -cuyo Pontificado terminó entre el año 64 o 67- hasta San Eusebio -cuyo martirio ocurrió el 17 de agosto del año 309-.  

Te puede interesar: Actas de los mártires: ¿qué son y por qué son importantes?

Papas mártires

Los Papas mártires, enumerados por orden, fueron:


  1. San Pedro
  2.  San Lino
  3. San Cleto
  4. San Clemente
  5. San Evaristo
  6. San Alejandro
  7. San Sixto
  8. San Telésforo
  9. San Higinio
  10. San Pío
  11. San Aniceto
  12. San Sotero
  13. San Eleuterio
  14. San Víctor
  15. San Ceferino
  16. San Calixto
  17. San Urbano
  18. San Ponciano
  19. San Antero
  20. San Fabián
  21. San Cornelio
  22. San Lucio
  23. San Esteban
  24. San Sixto II
  25. San Dionisio
  26. San Félix
  27. Eutiquiano
  28. San Cayo
  29. San Marcelino
  30. San Marcelo
  31. San Eusebio

Todos ellos murieron en 10 oleadas de persecuciones, unas con mayor intensidad que otras, y en varios casos promovidas por las autoridades locales, bajo los gobiernos de Nerón, quien después del incendio de Roma culpó a los cristianos e incitó odio hacia ellos.

Posteriormente los gobernantes romanos que encabezaron estas persecuciones Domiciano, Trajano, Marco Aurelio, Séptimio Severo, Maximino, Decio -que generalizó la persecución a todo el Imperio-, Valeriano, Aureliano y Diocleciano.

Fueron 129 años de persecución

En el siglo I, hubo 6 años de persecución y 28 de tolerancia religiosa; en el siglo II fueron 86 años de persecución y 14 de tolerancia, en el siglo III fueron 24 años de persecución y 76 de tolerancia, y en el siglo IV, 13 años de persecución, lo que suma 129 años de persecución que sufrió la Iglesia.

Destaca la crueldad con la que fueron asesinados, destacan casos como san Clemente, quien después de haber sido condenado a trabajos forzados en Crimea bajo el gobierno de Trajano, fue arrojado al Mar Negro con un ancla atada al cuello, o San Calixto quien fue arrojado a un pozo profundo que fue tapado con tierra y escombros

En un inicio, los cristianos dieron sepultura de forma clandestina a estos primeros Papas. Luego, sus restos fueron llevados a la Basílica de San Pedro o a las Catacumbas de San Calixto, Santa Priscila y Santa Cecilia, en Roma. 

Te puede interesar: ¿Cómo se encontraron los restos y la tumba de san Pedro?

Comentarios