Sabías que
rmb

¿Cuál es el origen los villancicos navideños?

Por medio de estas canciones se demuestra la esperanza y la alegría que se vive por la llegada de Jesús.
Los villancicos navideños.
Los villancicos navideños.

La palabra “villancico” se deriva de villanus, con la cual se hacía referencia a las personas que habitaban las villas; es decir, antiguamente los villancicos navideños eran las canciones que cantaban los campesinos que vivían en esos lugares. Los temas eran tan diversos como los sucesos locales; muchos villancicos eran canciones de amor, otros eran sátiras, e incluso se cantaban temas profanos que en nada se relacionaban con la venida de Jesús y los festejos navideños.

Leer: Canto completo para pedir posada


En el Siglo V se comenzaron a componer villancicos con el objetivo de llevar la Buena Nueva a los aldeanos y campesinos que no sabían leer. Sus letras hablaban en lenguaje popular sobre el misterio de la encarnación y estaban inspirados en la liturgia de la Navidad.

Hoy en día los villancicos tienen una estructura sencilla y armónica, están compuestos por melodías fáciles y poco elaboradas que favorecen su aprendizaje. El villancico más antiguo es Iesus Refulsit Omnium, (Jesús, luz de todas las naciones) y data del siglo IV. Su letra se le atribuye a san Hilario de Poitiers. El más conocido es Noche de paz y fue escrito por el sacerdote austriaco Joseph Mohr. Se cantó por primera vez en la Navidad de 1818 y actualmente está traducido a 330 idiomas.

Los villancicos son canciones que anuncian esperanza por la llegada del Salvador.

Los villancicos son canciones que anuncian esperanza por la llegada del Salvador.

Estos cantos favorecen la participación de las personas en la liturgia de Adviento y de Navidad. Por medio de estas canciones se demuestra la esperanza y la alegría que se vive por la llegada de Jesús. Además, cantar villancicos es una forma de compartir un bello momento en familia.

Los villancicos navideños más populares en México son: A la nanita nana, Campana sobre campana, El burrito tabanero, El niño del tambor (El tamborilero), Hacia Belén va una burra, Los peces en el río, Venid pastores y, por supuesto, Noche de Paz.

Campana sobre Campana

Campana sobre campana,
y sobre campana una,
asómate a la ventana,
verás al Niño en la cuna.

Belén, campanas de Belén,
que los ángeles tocan
¿qué nueva me traéis?

Recogido tu rebaño
¿a dónde vas pastorcillo?
Voy a llevar al portal
requesón, manteca y vino.

Belén, campanas de Belén,
que los ángeles tocan
¿qué nueva me traéis?

Campana sobre campana,
y sobre campana dos,
asómate a esa ventana,
porque está naciendo Dios.

Belén, campanas de Belén,
que los ángeles tocan
¿qué nueva me traéis?

Campana sobre campana,
y sobre campana tres,
en una Cruz a esta hora,
el Niño va a padecer.

Belén, campanas de Belén,
que los ángeles tocan
¿qué nueva me traéis?

Noche de paz

Noche de Paz, noche de amor
Todos duermen en derredor
entre los astros que esparcen su luz,
bella anunciando al niñito Jesús.
Brilla la estrella de paz,
brilla la estrella de paz

Noche de paz, noche de amor:
oye humilde al fiel pastor
coros celestes que anuncian salud
gracias y glorias en gran plenitud
por nuestro buen Redentor
por nuestro buen Redentor

Noche de paz, noche de amor
ved que bello resplandor
luce en el rostro del Niño Jesús
en el pesebre del mundo la luz,
astros de eterno fulgor, astros de eterno fulgor.

Comentarios