Sabías que

5 regalos inolvidables para celebrar a mamá

Estos regalos son hermosos detalles que están vigentes todo el año, no sólo el 10 de mayo.
Foto: Ricardo Sánchez
Foto: Ricardo Sánchez

En este Día de las Madres, te invitamos a hacerle a mamá un obsequio fuera de lo común, y para ello te ofrece algunas sugerencias que harán de esta fiesta una celebración verdaderamente inolvidable.

1. Una carta-compromiso

Redacta una carta a tu mamá en la que te comprometas, no sólo con ella, sino con Dios, a cambiar un hábito o conducta que sepas que le haría muy feliz. Por ejemplo: dejar de fumar o beber alcohol, crecer en la responsabilidad, evitar la crítica, obtener mejores calificaciones en la escuela, limpiar diariamente tu habitación, etc. Debes tener mucho cuidado al elegir el compromiso porque, de no cumplirlo, lo que en un principio tenía la intención de ser un bonito regalo, se convertiría en una gran decepción para tu madre.

2. Una fotografía-oración

Imprime una fotografía personal o familiar y escribe al reverso de la misma una hermosa oración de tu autoría en la que pidas a Dios y a la Santísima Virgen María todas las bendiciones para tu madre. No debes olvidar fechar la imagen y, de ser posible, enmárcala adecuadamente para que sea colocada en un lugar visible de la casa con la finalidad de que sea un detalle siempre presente.

3. Una comida-agradecimiento

Ponte de acuerdo con tu familia y organiza una comida especial. Antes de compartir los alimentos y de la tradicional bendición de los mismos, cada miembro de la familia deberá dirigirse a la festejada para hacerle un agradecimiento personal. Puede ser por haberlo traído al mundo, por sus cuidados incondicionales, por su educación en la fe, por sus enseñanzas para la vida, por sus valiosos consejos y comprensión, etc. El agradecimiento puede entregársele también por escrito para que ella lo custodie no sólo en su corazón, sino en algún alhajero al que pueda acceder siempre que lo necesite.

4. Una reunión-reconciliación

Muchas madres que viven la desgracia de tener a su familia desintegrada a causa de diversos problemas, lo único que piden a Dios es tener la oportunidad de ver a sus hijos nuevamente congregados y en paz. Si tu familia atraviesa una situación similar, esta semana despójate de tu orgullo y date la oportunidad de pedir perdón o perdonar a quien ofendiste o te ofendió, y regala a tu madre, en su día, la posibilidad de ver reunidos y felices a sus seres queridos. En estas celebraciones se debe evitar el consumo de alcohol por ser el peor de los consejeros.

5. Una visita-agradecimiento

No existe mejor manera de celebrar este día que visitando a la madre de Dios en su casa. Si vives en la ciudad de México, puedes asistir en familia a alguna celebración en la Basílica de Guadalupe para agradecerle a la Madre del cielo todas las bendiciones que te ha hecho llegar a través de tu Madre terrena. Posteriormente, pueden ir a desayunar o a comer. En caso de que esta actividad les sea imposible, pueden asistir a Misa juntos.

Ninguna celebración con motivo del Día de la Madre cumplirá su cometido si la familia no está unida y en paz. Para ello, es muy importante dejar todos los planes en manos de Dios y de la Madre por excelencia: Santa María de Guadalupe.