Sabías que
rmb

5 datos curiosos de la Virgen de la Asunción de la Catedral de México

La Virgen María en su Asunción al Cielo es la patrona de la Catedral de México. Aquí te ofrecemos cinco datos que seguramente desconocías.

La Virgen María en su Gloriosa Asunción al Cielo es la patrona de muchas catedrales del mundo, y entre ellas, la Catedral Metropolitana de México. En este artículo te compartimos algunos datos curiosos relacionados con sus imágenes en la iglesia catedral.

El dogma de fe

“A nadie le es lícito infringir esta, nuestra, declaración, proclamación y definición, ni oponerse o contravenirla. Si alguno, en cambio, se atreve a intentarlo, sabrá que incurrirá en la indignación de Dios omnipotente y de sus santos apóstoles Pedro y Pablo”.


Con estas palabras el Papa Pío XII concluía el documento Munificentissimus deus, en el que declaraba la Gloriosa Asunción de María al Cielo en cuerpo y alma, como dogma de fe para todos los fieles católicos, el 1 de noviembre de 1950.

La historia de la declaración del dogma se remonta a 1946 con la encíclica Deinparae Virginis Mariae del mismo Pío XII, quien promovió una consulta entre obispos, sacerdotes y laicos, sobre la posibilidad y la oportunidad de definir la asunción corporal de María como dogma de fe.

¿Qué dice el dogma de la Asunción de María?

¿Qué dice el dogma de la Asunción de María?

Lo anterior fue posible ya que en los obispos –como sucesores de los apóstoles– reside el Magisterio y la Tradición Apostólica, y éstos votaron mil 181 a favor del dogma y sólo seis en contra.

Te puede interesar: La Virgen de la Asunción y la Catedral Metropolitana

5 datos curiosos de la imagen de la Asunción en la Catedral de México

1. La primera dedicación de la segunda Catedral Metropolitana de México a la Virgen María en su Gloriosa Asunción al Cielo ocurrió en 1656, y fue realizada por el arzobispo Mateo Zaga de Bugueiro.

La obra costó 1 millón 759 mil pesos, y fue patrocinada en gran medida por los Reyes de España; sin embargo, hubo otras dos dedicaciones e innumerables intervenciones para que la Catedral de México luciera tal y como la conocemos.

2. Hacia 1610 el recinto recibió una imagen de la Virgen María en su Gloriosa Asunción manufacturada en oro puro, esmaltes y piedras preciosas.

El regalo estuvo presente en la Catedral durante dos siglos, y convivió con el primer Altar Mayor, un ciprés realizado por Jerónimo de Balbás (quien también realizó los retablos del Altar de los Reyes y el Altar del Perdón) construido en 1742.

3. Hacia 1851 el Altar de Balbás se sustituyó por uno de Lorenzo de Hidalga (el que sobrevivió hasta 1943) y para recabar los fondos para su realización, el Cabildo Metropolitano mandó fundir la pieza de oro que representaba a la Asunción de la Virgen y una lámpara de plata de 9 metros de circunferencia.

4. Actualmente, una estatua en madera de la Virgen en su Asunción acompaña al moderno Altar Mayor, consagrado en el año 2000.

La Virgen María en su Gloriosa Asunción al Cielo. Foto: María Langarica

La Virgen María en su Gloriosa Asunción al Cielo. Foto: María Langarica

5. El instante en que María es asunta al Cielo por designios del Padre y del Hijo, es quizá la iconografía más repetida en cada espacio de la Catedral.

La Asunción se encuentra igual en el frontispicio de la Portada Central del templo, en la reja del Coro, en su fasistol monumental, en el púlpito de sermones, en el Altar Mayor, en el Altar de los Reyes, también en la Sacristía y la Sala Capitular.

La Asunción de la Virgen, realizada por Juan Correa en 1689. Foto: Enrique Murgíua/Catedral de México

La Asunción de la Virgen, realizada por Juan Correa en 1689. Foto: Enrique Murgíua/Catedral de México

Comentarios