3 preguntas nocturnas para ser mejor en la mañana

Estas 3 preguntas pueden ayudarte a vencer actitudes cotidianas que te alejan de Dios. Son parte de nuestro examen diario de conciencia.
Antes de dormir, hagamos un examen de conciencia. Foto: Sleep Foundation.
Antes de dormir, hagamos un examen de conciencia. Foto: Sleep Foundation.

Sabemos que Dios lo puede todo en nosotros, pero si hubiera algo que no puede (porque iría en contra de sí mismo) es coartar nuestra libertad para elegir seguirlo o no. Podrá valerse de incontables medios, personas y situaciones para llamarnos, pero el factor determinante es nuestra fe para creer a pesar de nuestra falta de entendimiento y nuestra voluntad para conformarnos a la suya.

Pero… ¿cómo ejercer nuestra libertad de la manera en que Dios nos pide? ¿Cómo vencernos a nosotros mismos cuando llevamos tanto tiempo ensimismados y acostumbrados al cobijo de nuestro egoísmo?

En su libro “El Combate Espiritual”, Lorenzo Scupoli nos brinda diversas estrategias para luchar con el egoísmo y mejorar nuestras virtudes. Basado en uno de sus capítulos sobre el examen de conciencia, te presento tres preguntas que pueden ayudarte a vencer aquellas actitudes cotidianas que te alejan de Dios.




Otros artículos del autor: 3 enseñanzas de san Francisco de Sales para lidiar con nuestros defectos

1. ¿Qué faltas cometí durante todo el día?

Haz una lista de las acciones que reconozcas como faltas. Por ejemplo, aquellos descuidos que te llevaron a omitir una buena obra, las reacciones negativas (conscientes o inconscientes) que desearías no haber tenido, aquellas palabras y/o pensamientos que afectaron tu relación con Dios, con los demás y contigo mismo.

2. ¿En qué ocasiones se originaron?

Tener claridad sobre las situaciones que vivimos en el día y la forma en que detonaron nuestras faltas es un punto crítico para conocernos mejor, cuestionar nuestras intenciones y regular nuestras actitudes ante lo que vivimos, así podremos encontrar alternativas que nos permitan responder a las circunstancias de una manera más consciente y alineada a lo que Dios espera de alguien que lo sigue y lo ama, no sólo en la teoría, sino, especialmente, en la práctica.

3. ¿Qué tan dispuesto estoy a comenzar de nuevo, corregir mis vicios y adquirir las virtudes contrarias?

Ejercita la humildad para reconocerte como un ser lleno de debilidades y flaquezas, da todo lo que te corresponda para actuar de forma contraria a tus faltas, pero haz equipo con Jesús, a través de la meditación de su Palabra, la oración y los Sacramentos: éstas serán las mejores herramientas para resetearte y avanzar. No te quedes estacionado en la desesperanza y la culpa.

Otros artículos de la autora: ¿Cómo mantenernos fuertes ante el sufrimiento?

Siempre recuerda que aún en medio de nuestras caídas, si levantamos la mirada del corazón encontraremos la mano de un Padre amoroso y misericordioso que está dispuesto a derramar su gracia sobre nosotros para ayudarnos a no caer aún más.

 

 

¿Quién es Marcela Hernández?

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad del Valle de México y está certificada como Coach Ontológico por parte del Tecnológico de Monterrey CEM. También tiene una especialidad en Logoterapia por parte del Instituto Mexicano de Tanatología. Instructor y facilitador en temas de desarrollo humano y empresarial, tales como: Sentido de Vida y Trabajo, Inteligencia emocional, Liderazgo, Coaching, Comunicación Asertiva, entre otros. Actualmente es Socia Fundadora de Sensum, empresa especializada en estrategias de sentido para empresas y personas.

Nota: Los artículos de la sección de opinión son responsabilidad única del autor y no representan necesariamente el punto de vista de Desde la fe.