Sabías que

3 oraciones de la noche, para terminar el día con Dios

Orar antes de dormir ayuda a dormir mejor, pues se encomienda a Dios nuestro descanso.
San José dormido. Foto: Cathopic
San José dormido. Foto: Cathopic

La oración, es una de las maneras de agradecer, encomendarnos y estar en comunicación con Dios, pues encontramos también el paso de Dios por nuestra vida: ¿Cómo se ha prendado Dios hoy en mi vida?

Hacer una oración antes de dormir es una muestra de agradecimiento con el Padre por las buenas y no tan buenas experiencias vividas en el día, por un día más de vida, por que la familia sigue unida, entre muchas cosas más.

Asimismo, las oraciones de la noche ayudan a tener un mejor descanso, pues Dios nos da la seguridad de que Él resguardará nuestro bienestar mientras dormimos y nos da la esperanza de que nos regalará un día más de vida.

Lee: ¿Cómo amar y cuidar a tu esposa? La Biblia te enseña

Estas son las mejores oraciones para la noche:

Oración de agradecimiento para la noche

Tú, Señor, que iluminas la noche y haces que después de las tinieblas amanezca nuevamente la luz, haz que, durante la noche que ahora comienza, nos veamos exentos de toda culpa y que, al clarear el nuevo día, podamos reunirnos otra vez en tu presencia para darte gracias nuevamente.  Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, quién contigo vive y reina en unidad con el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos.

Fuente: La Liturgia de las horas

Tres oraciones para la noche. Foto Cathopic

Tres oraciones para la noche. Foto Cathopic

Lee:  ¿Por qué debo rezar por alguien que me cae mal?

Oración para descansar del Salmo 91, escrito por Moisés

1. El que mora en el secreto de Elyón pasa la noche a la sombra de Sadday,
2. diciendo a Yahveh: «¡Mi refugio y fortaleza, mi Dios, en quien confío!»
3. Que él te libra de la red del cazador, de la peste funesta;
4. con sus plumas te cubre, y bajo sus alas tienes un refugio: escudo y armadura es su verdad.
5. No temerás el terror de la noche, ni la saeta que de día vuela,
6. ni la peste que avanza en las tinieblas, ni el azote que devasta a mediodía.
7. Aunque a tu lado caigan mil y diez mil a tu diestra, a ti no ha de alcanzarte.
8. Basta con que mires con tus ojos, verás el galardón de los impíos,
9. tú que dices: «¡Mi refugio es Yahveh!», y tomas a Elyón por defensa.
10. No ha de alcanzarte el mal, ni la plaga se acercará a tu tienda;
11. que él dará orden sobre ti a sus ángeles de guardarte en todos tus caminos.
12. Te llevarán ellos en sus manos, para que en piedra no tropiece tu pie;
13. pisarás sobre el león y la víbora, hollarás al leoncillo y al dragón.
14. Pues él se abraza a mí, yo he de librarle; le exaltaré, pues conoce mi nombre.
15. Me llamará y le responderé; estaré a su lado en la desgracia, le libraré y le glorificaré.
16. Hartura le daré de largos días, y haré que vea mi salvación.

Oración a Jesucristo

Dios mío, Jesucristo: Te doy gracias por todos los beneficios que has dispensado en este día. Te ofrezco mi sueño y todos los momentos de esta noche y te pido me conserves en ella sin pecado. Por esto me pongo dentro de tu santísimo Costado y bajo el manto de mi Madre, la Virgen María.

Asístanme y guárdenme en paz los santos Ángeles y venga sobre mí tu Bendición.

Fuente: EWTN

Comentarios