Sabías que
rmb

13 de noviembre: la Iglesia celebra a San Diego de Alcalá

El 13 de noviembre, la Iglesia católica celebra la memoria litúrgica de San Diego de Alcalá.
San Diego de Alcalá.
San Diego de Alcalá.

Cuando San Juan Diego Cuauhtloatoatzin, el vidente del Tepeyac, fue bautizado por Motolinia, su segundo nombre posiblemente se lo dieron a inspiración del religioso franciscano Diego de Alcalá, y aunque por aquellas fechas éste aún no había sido beatificado, fue un fraile ejemplar del cual se sentían orgullosos en España todos los de su Orden.

San Diego de Alcalá nació hacia el año 1400 en San Nicolás del Puerto, en el seno de una familia modesta. De joven fue ermitaño en la capilla de San Nicolás de Bari en su pueblo natal y fue uno de los grandes taumaturgos españoles, al punto de que una pintura de Murillo lo muestra elevado de la tierra en éxtasis en su cocina, mientras varios ángeles preparan la comida para los integrantes de su comunidad.


Se habla de que Dios realizó varios milagros por su conducto, como cuando a 100 años de su muerte, don Carlos, el hijo de Felipe II, se había fracturado la cabeza al caer de un caballo, y el monarca acudió a la ciudad de Alcalá e hizo abrir la tumba donde se encontraba en santo cuyo cuerpo estaba incorrupto. Se le puso en el rostro un pañuelo de seda que luego se le puso sobre la cabeza del príncipe y poco después inexplicablemente sanó. A petición del rey Felipe II, el Papa en Roma estudió su causa y le dio un sitio en los altares en 1588.

Diego de Alcalá era hermano laico franciscano y hacía los oficios de jardinero, portero, enfermero y cocinero en los conventos de su orden en Arrizapa, Fuerteventura en las islas Canarias donde también misionó en 1441; Seilla, Salceda y finalmente en Alcalá donde estuvo de 1456 a 1463. Fue un gran viajero pues misionando también recorrió otras ciudades de España, entre ellas Córdoba y Cádiz.

En 1450 ,el hermano Diego estuvo en Roma a donde acudieron cuatro mil franciscanos para asistir a la canonización de San Bernardino de Siena. Una epidemia de peste se desató en la ciudad y San Diego fue enviado como enfermero al convento de Aracoeli, y muchos de los enfermos sanaron. Cuando lo cuestionaban, el respondía: “hay que creer que Dios es más poderoso que todos los médicos y boticarios de Roma juntos”.

Fray Diego falleció en Alcalá de Henares, en Andalucía, el 12 de noviembre de 1463, y fue canonizado el 10 de julio de 1588 por el Papa Sixto V. Sus restos reposan en la Catedral de los Santos Niños Justo y Pastor de Alcalá de Henares. 

A él se le representa con hábitos de franciscano cuidando enfermos, con un crucifijo y con rosas.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios