La voz del Papa

Papa Francisco pide en la JMJ promover la cultura del encuentro

Durante la ceremonia de bienvenida llamó a los jóvenes a que desautoricen los discursos que siembran división entre ellos.
El Papa Francisco camina con jóvenes representantes de los 5 continentes durante la Jornada Mundial de la Juventud 2019. Foto: JMJ 2019
El Papa Francisco camina con jóvenes representantes de los 5 continentes durante la Jornada Mundial de la Juventud 2019. Foto: JMJ 2019

Mantener vivo un sueño en común, a través de la cultura del encuentro fueron las palabras de aliento que el Papa Francisco dio a miles de jóvenes que asistieron a la ceremonia de bienvenida de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Panamá.

Durante el evento, en el que las delegaciones de jóvenes se acercaron a él para mostrarle sus tradiciones y culturas, el Sumo Pontífice reconoció el sacrificio que realizaron para poder participar en esta Jornada, “hoy podemos estar de rumba, porque esta rumba comenzó hace ya mucho tiempo en cada comunidad”.

Diferencias que los unen

Destacó que todos pertenecen a culturas y pueblos diferentes; sin embargo, cada una de las naciones ha vivido historias y circunstancias distintas. “¡Cuántas cosas nos pueden diferenciar!, pero nada de eso impidió poder encontrarnos y sentirnos felices por estar juntos”.

El Sumo Pontífice subrayó que la JMJ fue posible porque sabe que “algo los une y hermana”, lo cual los transforma en maestros y artesanos de la cultura del encuentro.

“Con sus gestos y actitudes, con sus miradas, sus deseos y especialmente con su sensibilidad desmienten y desautorizan todos esos discursos que se concentran y se empeñan en sembrar división, en excluir o expulsar a los que “no son como nosotros”. Y esto porque tienen ese olfato que sabe intuir que «el amor verdadero no anula las legítimas diferencias, sino que las armoniza en una unidad”, externó en el Campo de Santa María la Antigua.

Lee: Las redes sociales pueden crear ermitaños: Papa Francisco

Los indígenas y afrodescendientes

Asimismo, el Santo Papa no excluyó de su mensaje a la juventud indígena y afrodescendiente, quienes se reunieron días antes de la JMJ, en los que analizaron los retos que enfrentan sus comunidades.

Subrayó que esta será una Jornada en la que no habrá un documento final o un programa para ejecutar, “lo más esperanzador de este encuentro serán vuestros rostros y una oración”.