¿Qué es la oración de contemplación? El Papa Francisco te lo explica

En su catequesis de este miércoles el Santo Padre aseguró que, en la oración de contemplación, no son necesarias muchas palabras.
Papa Francisco en Audiencia General. Foto: Vatican Media.
Papa Francisco en Audiencia General. Foto: Vatican Media.

La oración de contemplación es ponernos delante del Señor, quien nos mira por amor, y para eso no son necesarias muchas palabras, aseguró el Papa Francisco.

En su audiencia de este miércoles, el Santo Padre continuó su catequesis sobre la oración y se refirió especialmente a la contemplación.

Leer: Papa Francisco: La oración es encender una luz en la noche


Ser contemplativos no depende de los ojos, sino del corazón. Y aquí entra en juego la oración, como acto de fe y de amor, como ‘respiración’ de nuestra relación con Dios. La oración purifica el corazón, y con eso, aclara también la mirada, permitiendo acoger la realidad desde otro punto de vista.”

“El Catecismo describe esta transformación del corazón por parte de la oración citando un famoso testimonio del Santo Cura de Ars: La oración contemplativa es mirada de fe, fijada en Jesús. ‘Yo le miro y Él me mira’, decía a su santo cura un campesino de Ars que oraba ante el Sagrario.

Durante su catequesis de este miércoles, el Santo Padre aseguró que, en la contemplación amorosa, no son necesarias muchas palabras.

“Basta una mirada, basta con estar convencidos de que nuestra vida está rodeada de un amor grande y fiel del que nada nos podrá separar”.

“Jesús ha sido maestro de esta mirada. En su vida no han faltado nunca los tiempos, los espacios, los silencios, la comunión amorosa que permite a la existencia no ser devastada por las pruebas inevitables, sino de custodiar intacta la belleza. Su secreto era la relación con el Padre celeste”.

“Lo que nace de la oración y no de la presunción de nuestro yo, lo que es purificado por la humildad, incluso si es un acto de amor apartado y silencioso, es el milagro más grande que un cristiano pueda realizar. Y este es el camino de la oración de contemplación: ¡yo le miro, Él me mira! Este acto de amor en el diálogo silencioso con Jesús ha hecho mucho bien a la Iglesia”, finalizó.

Con información de Vatican News

Comentarios