La voz del Papa
rmb

Papa Francisco: “Seamos, como san Esteban, testigos de Jesús”

Ser testigos de Jesús, aseguró el Papa Francisco, no sólo está reservado a los mártires, también es válido para nosotros.
El Papa Francisco durante el rezo del Ángelus.
El Papa Francisco durante el rezo del Ángelus.

El Papa Francisco llamó a los católicos a seguir el ejemplo de san Esteban, a quien la Iglesia recuerda este 26 de diciembre y ser, como él lo fue, testigos de Jesús.

“Los testigos brillan con la luz de Jesús, no tienen luz propia. La Iglesia tampoco tiene luz propia; por eso los antiguos padres llamaron a la Iglesia “el misterio de la luna”. Al igual que la luna no tiene luz propia, los testigos no tienen luz propia, son capaces de tomar la luz de Jesús y reflejarla”.


Leer: 26 de diciembre: La Iglesia celebra a San Esteban Protomartir

Durante su mensaje previo al rezo del Ángelus, el Santo Padre recordó que San Esteban es considerado el primer mártir del cristianismo.

“Es el primer mártir, es decir, el primer testigo, el primero de una gran multitud de hermanos y hermanas que, hasta hoy, siguen llevando luz a las tinieblas: personas que responden al mal con el bien, que no ceden a la violencia y la mentira, sino que rompen la espiral del odio con la mansedumbre del amor. Estos testigos iluminan el alba de Dios en las noches del mundo.

Esteban fue lapidado hasta la muerte, mientras él no dejaba de orar, después de perdonar a sus asesinos. Una gran multitud, recordó el Papa, presenció ese brutal asesinato, entre ellos un joven llamado Saulo.

“Poco después, por la gracia de Dios, Saulo se convierte, recibe la luz de Jesús, la acepta, se convierte y deviene Pablo, el más grande misionero de la historia. Pablo nace precisamente por la gracia de Dios, pero a través del perdón de Esteban, a través del testimonio de Esteban”.

Leer: Esto es lo que podemos aprender del Apóstol San Pablo, según el Papa

“Esta es la semilla de su conversión. Es una prueba de que los gestos de amor cambian la historia: incluso los pequeños, ocultos, cotidianos. Porque Dios guía la historia a través del humilde valor de quien reza, ama y perdona. Muchos santos ocultos, los santos de la puerta de al lado, testigos ocultos de vida, cambian la historia con pequeños gestos de amor”.

Ser testigos de Jesús, aseguró el Papa Francisco, no sólo está reservado a los mártires, también es válido para nosotros.

“En el lugar donde vivimos, en familia, en el trabajo, en todas partes, estamos llamados a ser testigos de Jesús, aunque solo sea regalando la luz de una sonrisa, luz que no es nuestra: es de Jesús, e incluso solo huyendo de las sombras de las habladurías y los chismes”.

“Y, si vemos algo que no va bien, en lugar de criticar, chismorrear y quejarnos, recemos por quienes se equivocaron y por esa difícil situación. Y cuando surja una discusión en casa, en lugar de intentar prevalecer, intentemos resolver; y empezar de nuevo cada vez, perdonando a quien ofende”, agregó.

Por último, el Santo Padre pidió oraciones para que terminen las persecuciones de cristianos en el mundo.

“Lamentablemente son muchos. Más que en los primeros tiempos de la Iglesia. Encomendemos a la Virgen María estos hermanos y hermanas nuestros, que responden a la opresión con mansedumbre y, como verdaderos testigos de Jesús, vencen el mal con el bien”.

Con información de Vatican.va

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

 

Comentarios