La voz del Papa
rmb

Papa Francisco: Orar para ser firmes como el profeta Elías

Luego de su ciclo de catequesis sobre cómo sanar el planeta, este miércoles el Papa retomó el tema de la oración en sus Audiencias Generales.
El Papa Francisco en Audiencia General. Foto: Vatican Media
El Papa Francisco en Audiencia General. Foto: Vatican Media

El fruto de la intimidad con el Señor en la oración, no puede ser otro que el amor concreto a los hermanos y hermanas, a los que Jesús nos envía”, aseguró este miércoles el Papa Francisco al reanudar sus catequesis sobre la oración, poniendo como claro ejemplo de su premisa la figura del profeta Elías.

Puedes leer: ¿Qué dice el Papa Francisco del populismo y neoliberalismo?


Frente a numerosos fieles reunidos en el Aula Pablo VI para escuchar su Audiencia General de este 7 de octubre, el Santo Padre dijo que el profeta Elías -cuya historia en el Antiguo Testamento se cierra al ser arrebatado, en un carro de fuego, al cielo-, aparece en el Evangelio en el momento de la Transfiguración, “hablando con Jesús junto a Moisés”. E incluso, el propio Mesías se refiere a él para confirmar la misión y el testimonio de Juan el Bautista”.

En este sentido, señaló que la Sagrada Escritura describe al profeta Elías como un hombre íntegro, de fe cristiana, incapaz de compromisos mezquinos, quien, ante las pruebas difíciles que tuvo que afrontar, permaneció fiel a Dios. “De manera que Elías es el ejemplo de todas las personas de fe que conocen tentaciones y sufrimientos, pero no fallan al ideal por el que nacieron”.

“La oración era su fuerza vital -expresó, para explicar en qué radicaba la fuerza del profeta Elías-: ésta le permitió defender el primado de Dios ante los falsos profetas de Baal, en el Monte Carmelo. Y lo hizo también consciente de sus propias fragilidades. Elías era un contemplativo, pero sin desentenderse de las situaciones concretas de su tiempo”.

El Papa Francisco señaló que la experiencia de este profeta nos revela que la oración pasa por un camino de crecimiento, mismo que a él lo condujo a un encuentro personal con Dios, quien se le manifestó en el signo humilde del “murmullo de una brisa suave”, y le devolvió la calma y la paz a su corazón cansado”.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios