Papa Francisco: “la guerra es la madre de todas las pobrezas”

Al participar en el Encuentro de Oración por la Paz, el Papa Francisco aseguró que la guerra deja "al mundo peor de lo que lo encontró".
El Papa Francisco en el Encuentro Internacional de Oración por la paz / Foto: Vatican Media
El Papa Francisco en el Encuentro Internacional de Oración por la paz / Foto: Vatican Media

Al participar este día en la clausura del Encuentro de Oración por la Paz con los Líderes Cristianos y de las Religiones del Mundo, el Papa Francisco dejó en claro que las religiones no pueden ser utilizadas para la guerra: “que nadie utilice el nombre de Dios para bendecir el terror y la violencia“.

De acuerdo con Vatican News, este llamado a la paz, en el que el Santo Padre también pidió a los gobernantes del mundo que la búsqueda de la paz esté en el centro de sus acciones, coincide con un la posibilidad de paz entre Rusia y Ucrania, toda vez que las agencias internacionales informaron que Rusia estaría dispuesta a dialogar con el Papa Francisco, Estados Unidos y Francia para buscar una solución al conflicto en curso.

Teniendo como escenario el Coliseo Romano, durante la ceremonia hubo algunos testimonios y discursos, seguidos de un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de la guerra, el terrorismo, la violencia y la trata de seres humanos. Al final, los participantes firmaron el “Llamamiento de Roma por la Paz“.

Te puede interesar: 5 enseñanzas del Evangelio de San Lucas para vivir en paz

Una paz hoy gravemente herida

En su participación, el Papa Francisco aseguró que en la actualidad la paz está gravemente violada, herida, pisoteada: esa paz que es negada y humillada en tantas partes del mundo y cuyo grito es a menudo silenciado por la retórica de la guerra, pero también por el odio y la indiferencia.

“(La paz) surge del corazón de las madres, está escrito en los rostros de los refugiados, de las familias que huyen, de los heridos o de los moribundos. Y este grito silencioso sube al cielo. No conoce fórmulas mágicas para salir de los conflictos, pero tiene el sacrosanto derecho de pedir la paz en nombre de los sufrimientos padecidos, y merece ser escuchado. Merece que todos, empezando por los gobernantes, se inclinen a escuchar con seriedad y respeto”, dijo.

También señaló que “la guerra es la madre de todas las pobrezas“, y deja “al mundo peor de lo que lo encontró”, y que es “un fracaso de la política y de la humanidad”.

Te puede interesar: Rosario masivo por la paz

Finalmente, aseguró que la paz es su don y la hemos invocado de Dios.”Pero este don debe ser acogido y cultivado por nosotros, hombres y mujeres, especialmente por nosotros, los creyentes. No nos dejemos contagiar por la lógica perversa de la guerra; no caigamos en la trampa del odio al enemigo. Volvamos a situar la paz en el centro de nuestra visión del futuro, como objetivo central de nuestra acción personal, social y política, a todos los niveles. Desactivemos los conflictos con el arma del diálogo”.

El Encuentro de Oración por la Paz con los Líderes Cristianos y de las Religiones del Mundo fue promovido por la Comunidad de San Egidio.

Compartir