Los 3 caminos del Papa Francisco hacia la paz

El Papa Francisco dio a conocer su mensaje con motivo de la Jornada Mundial de la Paz 2022.
El Papa Francisco. Foto: L'Osservatore Romano
El Papa Francisco. Foto: L'Osservatore Romano

El Papa Francisco aseguró que todos podemos colaborar en la construcción de un mundo más pacífico, e hizo votos por que sean cada vez más numerosos quienes, “sin hacer ruido, con humildad y perseverancia, se conviertan cada día en artesanos de paz”.

Leer: Jornada Mundial de la Paz: cuál es el origen de esta iniciativa de la Iglesia

En su mensaje con motivo de la Jornada Mundial de la paz 2022, que la Iglesia celebrará el próximo 1 de enero, el Papa Francisco propuso el diálogo, la educación y el trabajo, como los tres caminos para conseguir una paz duradera.

1. Diálogo, base para la realización de proyectos compartidos

Los grandes retos sociales y los procesos de construcción de la paz no pueden prescindir del diálogo entre los depositarios de la memoria ―los mayores― y los continuadores de la historia ―los jóvenes―; tampoco pueden prescindir de la voluntad de cada uno de nosotros de dar cabida al otro, de no pretender ocupar todo el escenario persiguiendo los propios intereses inmediatos como si no hubiera pasado ni futuro”.

“La crisis global que vivimos nos muestra que el encuentro y el diálogo entre generaciones es la fuerza propulsora de una política sana, que no se contenta con administrar la situación existente «con parches o soluciones rápidas» [6], sino que se ofrece como forma eminente de amor al otro, en la búsqueda de proyectos compartidos y sostenibles”.

2. Educación, factor de libertad, responsabilidad y desarrollo

“El presupuesto para la instrucción y la educación, consideradas como un gasto más que como una inversión, ha disminuido significativamente a nivel mundial en los últimos años. Sin embargo, estas constituyen los principales vectores de un desarrollo humano integral: hacen a la persona más libre y responsable, y son indispensables para la defensa y la promoción de la paz”.

Leer: El Papa Francisco da 3 claves en Fratelli Tutti para la paz en conflictos 

“Los gastos militares, en cambio, han aumentado, superando el nivel registrado al final de la “guerra fría”, y parecen destinados a crecer de modo exorbitante. Por tanto, es oportuno y urgente que cuantos tienen responsabilidades de gobierno elaboren políticas económicas que prevean un cambio en la relación entre las inversiones públicas destinadas a la educación y los fondos reservados a los armamentos”.

 3. Trabajo, para una plena realización de la dignidad humana

El trabajo es un factor indispensable para construir y mantener la paz; es expresión de uno mismo y de los propios dones, pero también es compromiso, esfuerzo, colaboración con otros, porque se trabaja siempre con o por alguien. En esta perspectiva marcadamente social, el trabajo es el lugar donde aprendemos a ofrecer nuestra contribución por un mundo más habitable y hermoso”.

“Es más urgente que nunca que se promuevan en todo el mundo condiciones laborales decentes y dignas, orientadas al bien común y al cuidado de la creación. Es necesario asegurar y sostener la libertad de las iniciativas empresariales y, al mismo tiempo, impulsar una responsabilidad social renovada, para que el beneficio no sea el único principio rector”.

Compartir




Publicidad