Para cerrar el Adviento, el Papa pide reflexionar sobre san José

El esposo de María guarda en sí toda la sabiduría cristiana, dijo el Pontífice.
Papa Francisco en el Ángelus
Papa Francisco en el Ángelus

Previo al Ángelus de este domingo, el Papa Francisco pidió a presentes en la plaza de San Pedro, reflexionar este cuarto y último domingo de Adviento sobre la figura de José, que “aparentemente en segundo plano, pero en cuya actitud está encerrada toda la sabiduría cristiana”, dijo.

Él no predica, no habla, pero trata de hacer la voluntad de Dios. Es pobre, porque vive de lo esencial, “es la pobreza típica de aquellos que son conscientes de depender en todo de Dios y en Él depositan toda su confianza”.

Hablando del evangelio correspondiente a este domingo, se muestra a José como un hombre que en un momento difícil se entrega plenamente a Dios.


José y María estaban comprometidos, pero ella ya estaba esperando un bebé por obra de Dios.

“José frente a esta sorpresa, naturalmente queda turbado, pero en vez de reaccionar en manera impulsiva y punitiva, busca una solución que respete la dignidad y la integridad de su amada María”, dijo el Papa.

José, sabía bien que, si hubiera denunciado a su prometida, la habría expuesto a graves consecuencias, incluida la muerte. Ante este momento difícil en el que debe tomar la decisión de alejarse de Ella sin hacer escándalo, es cuando el Ángel interviene para decirle que la solución que está proyectando no es la que quiere Dios.

“José, hijo de David, no dudes en recibir en tu casa a María, tu esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo”.

Ante esa respuesta, José confía totalmente en Dios. Precisamente esta confianza inquebrantable en Dios le permitió aceptar “una situación humanamente difícil y, en cierto sentido, incomprensible” y asume plenamente su paternidad terrenal.

Reunión con niños

Este mismo domingo, el Papa Francisco se reunió con niños, familias, voluntarios y médicos del Dispensario pediátrico de Santa Marta. Una ocasión de fiesta en la que los pequeños pacientes recordaron con cantos y bailes la Navidad.

El Dispensario ofrece atención sanitaria a niños, de 0 a 5 años, de familias con dificultades económicas de todo el mundo. Los integrantes felicitaron al Santo Padre con un pastel por su cumpleaños el pasado 17 de diciembre.

El Papa con los niños del dispensario de Santa Marta.

Información de Vatican News



Google-news