El Papa se reunió con el padre de Alan, el niño que murió en el Mar Egeo

El niño sirio Alan Kurdi murió en un naufragio en 2015, se volvió símbolo de los migrantes.
El señor Abdullah Kurdi agradeció al Papa Francisco su cercanía con los migrantes. Foto: Vatican Media.
El señor Abdullah Kurdi agradeció al Papa Francisco su cercanía con los migrantes. Foto: Vatican Media.

El Papa Francisco se reunió este domingo con el señor Abdullah Kurdi, padre del pequeño Alan Kurdi, niño sirio que murió ahogado en las costas turcas en septiembre de 2015 cuando con su familia intentaba llegar a Europa.

La imagen de Alan se volvió un símbolo del sufrimiento de los migrantes, quienes salen de sus países es búsqueda de paz y seguridad, pero atraviesan rutas que ponen en peligro sus vidas.

La reunión ocurrió al final la Santa Misa en el Estadio “Franso Hariri” de Erbil, Irak, durante la visita apostólica del Pontífice, dio a conocer la Oficina de Prensa del Vaticano, citada por la agencia Vatican News.


Puedes leer: El Papa concluye viaje con Santa Misa: “Irak quedará en mi corazón”

“El Papa habló largamente con él y, con la ayuda del intérprete, pudo escuchar el dolor del padre por la pérdida de su familia y expresarle su profunda participación y la del Señor en el sufrimiento del hombre”, informó el Vaticano, de acuerdo con la agencia.

Por su parte, el señor Abdullah expresó su gratitud al Papa por sus palabras de cercanía con su tragedia y por el apoyo que ha mostrado a los migrantes del mundo, agregó la agencia.

Acto seguido, el padre de Alan Kurdi obsequió al Papa una pintura que representa a su hijo.

Puedes leer: El Papa Francisco en Irak: El terrorismo no tiene la última palabra

El caso de Alan Kurdi

Alan y su familia, sirios de etnia kurda, se encontraban a bordo de una pequeña embarcación de goma, que volcó poco después de salir de Bodrum, Turquía.  Al menos 20 personas iban a bordo, con la intención de llegar a la isla griega de Coo.

Era la noche del 2 de septiembre de 2015 y al día siguiente el cuerpo del niño fue descubierto en la orilla de la playa. Alan fue enterrado junto con su madre Rehana y su hermano Galib, que también fueron víctimas del naufragio.

El niño fue fotografiado por la fotoperiodista turca Nilüfer Demir y su foto dio la vuelta al mundo.

La agencia Vatican News citó las declaraciones de la tía de Alan, Tima Kurdi, sobre la imagen: “Hay algo en esa foto. Dios ha encendido la luz para despertar al mundo”.

Artistas también han representado al niño para mantener vivo su recuerdo y lo que representa.

 

Puedes leer: Además de Irak, ¿cuáles han sido los viajes del Papa Francisco?

 

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775