El Papa reforma la justicia vaticana en beneficio de los acusados

El objetivo de los cambios, explicó el Santo Padre, es actualizar el sector de la justicia penal adaptándolo a las "nuevas sensibilidades de los tiempos".
El Papa Francisco visita una cárcel en Filadelfia en 2015. Foto: Reuters.
El Papa Francisco visita una cárcel en Filadelfia en 2015. Foto: Reuters.

El Papa Francisco anunció una serie de cambios al sistema de justicia del Estado Vaticano, con el objetivo de otorgar más garantías a los acusados, entre ellas la reducción de penas, posibilidad de acordar un programa de trabajos de utilidad pública y actividades de voluntariado.

De acuerdo con el Santo Padre, el objetivo de los cambios es actualizar el sector de la justicia penal adaptándolo a las “nuevas sensibilidades de los tiempos”.

Leer: ¿Qué quiere decir hambre y sed de justicia? El Papa nos explica


Con el motu proprio, el Papa Francisco ha incluido tres nuevos artículos a la legislación sustantiva y procesal.

En un artículo, Vatican News explica, uno a uno, cuáles cuáles son los principales cambios:

Descuentos en las penas

Establece un descuento de 45 a 120 días por cada año de condena restrictiva ya cumplida al condenado que durante la ejecución de la pena se haya comportado de forma que se presuma su arrepentimiento y haya participado provechosamente en el programa de tratamiento y reinserción. Cuando la sentencia sea ejecutable, el condenado elaborará, de acuerdo con el juez, un programa de tratamiento y reinserción, que incluya indemnización de los daños y trabajos de utilidad pública y voluntariado.

Leer: La justicia debe ir acompañada de las virtudes cardinales: Papa Francisco

Cambio al Código de Procedimiento Penal

suprime el llamado “proceso en rebeldía ” que todavía estaba presente en el Código Vaticano: si el acusado no comparecía, el proceso se desarrollaba sobre la base de la documentación contada sin la admisión de los testigos de la defensa. Ahora, sin embargo, si el acusado se niega a asistir a la audiencia sin que se demuestre un impedimento legítimo, el juicio normal procede considerándolo representado por su defensor.

Si no puede acudir por causa grave o enfermedad mental, el juicio se anula.

Cambios a la ley del sistema judicial

Los magistrados ordinarios en el momento del cese conservarán todos los derechos, asistencia, prestaciones y garantías previstas para los ciudadanos del Vaticano. Un párrafo subraya que la oficina del promotor de justicia ejerce de forma autónoma e independiente, en los tres niveles de juicio, las funciones de fiscalía y las demás que le asigna la ley.

Por último, el Papa promovió un cambio a la ley que tiene el objetivo de agilizar los procedimientos en todas las instancias del juicio.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios