El Papa pide la ayuda de los jóvenes para alcanzar un mundo más justo

El Papa Francisco aseguró que un mundo con pan, agua, medicinas y trabajo en abundancia para todos, es posible con ayuda de los jóvenes.
El Papa Francisco camina con jóvenes representantes de los 5 continentes.
El Papa Francisco camina con jóvenes representantes de los 5 continentes.

Este jueves 12 de agosto el mundo celebra el Día Internacional de la Juventud, y el Papa Francisco conmemoró la fecha con un llamado a los jóvenes a colaborar para alcanzar un mundo más justo, en el que a nadie le falte lo esencial para vivir dignamente.

Leer: Papa Francisco a los jóvenes: Juan Pablo II fue un regalo de Dios

En un mensaje en redes sociales, el Santo Padre resaltó la importancia de los jóvenes para alcanzar el reto de poner a los pobres primero.


“Con la ayuda de los jóvenes y de su espíritu innovador, podemos realizar el sueño de un mundo en donde el pan, el agua, las medicinas y el trabajo fluyan en abundancia y lleguen primero a los más menesterosos”.

El Día Internacional de la Juventud fue establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1999 con el objetivo de involucrar a los jóvenes en la promoción de la paz y la lucha contra el extremismo, y destacar la importancia de la participación de los jóvenes en el desarrollo de la sociedad.

El Papa Francisco ya había realizado una invitación similar a los jóvenes del mundo, en un mensaje dirigido a ellos en el marco del encuentro “La economía de Francisco”, en el que los llamó a seguir el ejemplo de San Francisco de Asís.

“Desgraciadamente, sigue sin escucharse la llamada a tomar conciencia de la gravedad de los problemas y, sobre todo, a poner en marcha un nuevo modelo económico, fruto de una cultura de comunión, basado en la fraternidad y la equidad. Francisco de Asís es el ejemplo por excelencia del cuidado de los débiles y de una ecología integral”.

Esta tarea -dijo el Papa en su carta-, concierne a todos, “pero he pensado en invitar de forma especial a vosotros los jóvenes porque, con vuestros deseos de un porvenir hermoso y feliz, ya sois profecía de una economía que se preocupa por la persona y por el medio ambiente”.

Con información de Vatican News.

Comentarios