El Papa pide a adultos mayores ser como el ‘buen vino’. ¿Qué significa?

En su Audiencia General, el Santo Padre habló de la dificultad de crecer, sin madurar.
El Papa Francisco en Audiencia General. Foto. Vatican Media.
El Papa Francisco en Audiencia General. Foto. Vatican Media.

En su Audiencia General de este miércoles 16 de marzo, el Papa Francisco reflexionó sobre la importancia de ‘envejecer bien’, pues “hay una cosa fea cuando los ancianos no maduran y se envejece con las mismas costumbres corruptas de la juventud”, señaló.

Puedes leer: El Papa Francisco consagrará a Rusia y a Ucrania al Inmaculado Corazón

En este sentido, el Papa Francisco dijo que el ser humano, cuando se limita solo a disfrutar de la vida, pierde incluso la percepción de la corrupción, y la concibe como parte de la normalidad del bienestar.


Expresó que actualmente los bienes de la vida son consumidos y disfrutados sin preocupación por la calidad espiritual de la vida, sin cuidado por el hábitat de la casa común, sin mirar la mortificación de los otros y sin importar el mal que envenena a la sociedad.

“Nosotros -dijo-, mujeres y hombres de cierta edad, no olvidemos que tenemos la posibilidad de la sabiduría, de decir a los demás: “Mira, este camino de corrupción no lleva a ninguna parte”. Debemos ser como el buen vino, que al final, cuando es viejo, puede dar un buen mensaje y no uno malo”.

Así, el Papa Francisco hizo un llamado a todos los que tienen “cierta edad” a hacer visible la corrupción humana en la que vivimos y la forma de vivir el relativismo, que nos hace creer que todo es lícito.

Finalmente, el Santo Padre señaló que es triste observar a personas que no mejoran con la edad, pues han dejado que sus malos hábitos cristalicen en su conducta.

“Ustedes tienen la responsabilidad de denunciar la corrupción humana en la que se vive y en la que va adelante este modo de vivir de relativismo, totalmente relativo, como si todo fuera lícito. Vamos adelante. El mundo lo necesita, necesita jóvenes fuertes, que vayan adelante, y ancianos sabios. Pidamos al Señor la gracia de la sabiduría”, dijo.

Con información de Vatican News y Rome Reports



Google-news