La voz del Papa

El Papa Francisco acepta renuncia del jefe de la Gendarmería Vaticana

La renuncia llega después de la difusión ilícita de un comunicado firmado por el Dr. Domenico Giani.
El comandante Domenico Giani con el Papa Francisco. Foto: Vatican Media
El comandante Domenico Giani con el Papa Francisco. Foto: Vatican Media

Domenico Giani, Comandante del Cuerpo de Gendarmería del Estado de la Ciudad del Vaticano, ha presentado su renuncia al Papa Francisco “por amor a la Iglesia y fidelidad al Sucesor de Pedro”, informó la Santa Sede.

La renuncia llega después de que el pasado 2 de octubre se llevara a cabo la difusión ilícita de un comunicado firmado por el jefe de la Gendarmería Vaticana, el Dr. Domenico Giani, concerniente la suspensión cautelar del servicio de algunos miembros de organismos de la Santa Sede.

De acuerdo con un comunicado la Oficina de Prensa de la Santa Sede, dicha publicación perjudicaba gravemente tanto la dignidad de las personas implicadas como la imagen de la Gendarmería.

Leer: El Cardenal Aguiar nombra al nuevo capellán militar de la Arquidiócesis

Para asegurar la debida serenidad a la investigación en curso, coordinada por el Promotor de Justicia y realizada por el Cuerpo de Gendarmería, Domenico Giani ha presentado su dimisión al Santo Padre por amor a la Iglesia y fidelidad al Sucesor de Pedro.

La Oficina de Prensa de la Santa Sede informó que el Papa Francisco, al recibir la dimisión, ha conversado largamente con Domenico Giani y expresado su aprecio al Comandante por su gesto, expresión de libertad y sensibilidad institucional, que honra al Comandante Giani y el trabajo que ha realizado con humildad y discreción al servicio del Ministerio Petrino y de la Santa Sede.

En su despedida de Domenico Giani, el Santo Padre le dio también las gracias por la extrema competencia demostrada en el desempeño de sus muchas y delicadas tareas, también a nivel internacional, y por el indiscutible profesionalismo que ha aportado a la Gendarmería Vaticana.

El pasado sábado, el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni, en un comunicado a la agencia Ansa, informó que, para el Papa Francisco, la gravedad de la “difusión ilegal” de esa disposición de servicio “es comparable a un pecado mortal, porque va en detrimento de la dignidad de las personas y del principio de la presunción de inocencia”.

Con información de Vatican News