Iglesia en México

Un reto, recuperar la piedad en las familias: Padre Pro

El sacerdote Humberto Pro presentó su libro El Rosario para Niños.
El padre Humberto Pro presentó el libro "El Rosario para niños". Foto: Alejandro Feregrino
El padre Humberto Pro presentó el libro "El Rosario para niños". Foto: Alejandro Feregrino

Recuperar la oración diaria y la piedad en las familias cristianas es todo un reto para la Iglesia Católica, aseguró el sacerdote y escritor, Humberto José Pro.

Durante la presentación de su libro El Rosario para Niños, el presbítero, quien también es capellán de la prepaUP, explicó que los padres deben enseñar a sus hijos a orar desde los primeros años.

Leer: El libro sobre el Rosario que hicieron los niños

“A esa edad su trato con Dios Nuestro Señor es muy inocente. Es interesante, porque el  bautizado tiene una captación de la fe muy por encima de lo que podemos explicar nosotros. Creen en Dios y uno les explica el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, y la Verdad de la fe más difícil de captar entra como si fuera con mantequilla”.

El del padre Pro es un libro-cuaderno de actividades, en el que el padre utiliza los 20 misterios como una herramienta didáctica para enseñar a los niños la vida de Jesús; además de iniciarlos en el rezo del Rosario, los pequeños aprenderán algunas verdades fundamentales de la fe.

“El libro no habla nada más del rosario y no me interesaba presentar única y exclusivamente el rosario. Libros sobre este tema hay muchos, para niños, para adultos, para meditar, para profundizar, etcétera”:

“Si esto lo siguen los papás con sus hijos, me parece que los primeros beneficiados van a ser muchos papás, pues se van a aprender los 10 Mandamientos, que muchas veces no se saben, o los cinco Mandamientos de la Iglesia, que algunos no sólo no se saben, sino que no ponen en práctica. Claro, en muchas familias sí, sin duda”, aseguró durante la presentación, que se llevó a cabo en el Centro de Educación Familiar del Colegio Cedros.

El libro de Ediciones ECA tiene diversas actividades para reforzar lo aprendido y fomentar la piedad en los pequeños; y está pensado para que los papás los acompañen en todo el proceso y recen juntos, en familia. “Fomentar la piedad, o es una cosa de todos los días o no se da, es decir, o uno consigue el hábito o no va a suceder”.

¿Y Cómo hacer para que los más pequeños aprendan poco a poco a rezar el Rosario? El padre Pro sugiere, en primera instancia “comenzar con misterios recortaditos. En lugar de 10 Aves Marías, podemos comenzar con un Padre Nuestro, un Ave maría y un Gloria”.