Protestas en Cuba: ¿Qué dice la Iglesia Católica en la isla?

En un comunicado dirigido a todos “los cubanos de buena voluntad”, los obispos católicos de Cuba reconocieron el derecho del pueblo a levantar la voz.
Decenas de cubanos se manifestaron en todo el país. Foto: Twitter @14yMedio
Decenas de cubanos se manifestaron en todo el país. Foto: Twitter @14yMedio

El pasado domingo 11 de julio, miles de personas de decenas de pueblos y ciudades salieron a las calles para manifestar su descontento por el deterioro de la situación económica, social y de salud que vive Cuba, y para exigir más garantías y libertad.

Leer: Las visitas de tres papas a Cuba que han mostrado una Iglesia unida

Ante todo este movimiento, la Iglesia no ha guardado silencio. En un comunicado dirigido a todos “los cubanos de buena voluntad”, los obispos católicos de Cuba reconocieron el derecho del pueblo a levantar la voz.


“Hermanos, no podemos cerrar los ojos o entornar la mirada, como si nada estuviera sucediendo, ante los acontecimientos que ha vivido nuestro pueblo (…) en medio de las restricciones por el aumento de contagio con el Covid-19 y, a pesar de ello, salieron a las calles miles de personas en ciudades y pueblos de Cuba, protestando públicamente, expresando su malestar por el deterioro de la situación económica y social que vive nuestro pueblo y que se ha acentuado de manera significativa”.

“El pueblo tiene derecho a manifestar sus necesidades, anhelos y esperanzas y, a su vez, a expresar públicamente cómo algunas medidas que han sido tomadas le están afectando seriamente”.

Leer: Fallece el artífice de la buena relación entre El Vaticano y Cuba

Los obispos cubanos manifestaron su preocupación de que, ante este panorama complicado, la única respuesta “sea el inmovilismo que contribuye a dar continuidad a los problemas, sin resolverlos”.

“No sólo vemos que las situaciones se agravan, sino, también que se camina hacia una rigidez y endurecimiento de posiciones que pudieran engendrar respuestas negativas, con consecuencias impredecibles que nos dañarían a todos”

Por ello, la Iglesia en Cuba hizo un llamado al diálogo, y pidió que se ejerza la escucha mutua, se busquen acuerdos comunes y se den pasos concretos y tangibles, evitando el enfrentamiento y la violencia.

Por su parte, la Conferencia Cubana de Religiosos (Concur), en comunión con los Obispos de Cuba aseguró que los manifestantes que salieron el domingo a las calles “no son delincuentes”.

“Son gente común de nuestro pueblo que encontró un modo de expresar su descontento”.

Con información de Vatican News.

Comentarios