“No te lleves los cuerpos”, pidió sacerdote sobreviviente a sicario

Después de matar a dos jesuitas en Chihuahua, el homicida se quedó platicando durante una hora con un tercer sacerdote.
La Compañía de Jesús realizó una Misa en memoria de los padres Javier Campos S.J y Joaquín Mora S.J. Foto: Jesuitas México.
La Compañía de Jesús realizó una Misa en memoria de los padres Javier Campos S.J y Joaquín Mora S.J. Foto: Jesuitas México.

Después de matar a los sacerdotes jesuitas Joaquín Mora y Javier Campos, y a un tercer hombre al interior de la parroquia de Cerocahui, en Chihuahua, el homicida se quedó dialogando durante una hora con el sacerdote Jesús Reyes, quien atestiguó los crímenes.

“Él (padre Jesús Reyes) estaba en medio de los otros dos sacerdotes, cuando de repente el delincuente con el arma en la mano mata a uno de los sacerdotes y cae”, contó el padre jesuita Javier Ávila en entrevista con Ciro Gómez Leyva.

Puedes leer: Jesuitas confirman que cuerpos hallados son de sacerdotes asesinados

De izq. a derecha los sacerdotes Joaquín Mora y Javier Campos, asesinados en Cerocahui, Chihuahua.

De izq. a derecha los sacerdotes Joaquín Mora y Javier Campos, asesinados en Cerocahui, Chihuahua.

Después de eso, de acuerdo con el relato del religioso, el delincuente mató al padre Javier Campos, superior de la Misión Jesuita en la Sierra Tarahumara.

“La interrogante del padre Reyes, quien quedó con vida es ‘¿por qué a mí no me mató?’”, señaló el padre Ávila.

Puedes leer: Sacerdotes asesinados dedicaron su vida a atender a los rarámuris

El sacerdote aseguró que fue el propio padre Jesús Reyes, quien le contó que tras matar a los dos sacerdotes, el delincuente quedó desconcertado, se puso a platicar con él, se arrodilló y le pidió perdón. “Estuvieron sentados durante una hora en una banca en el interior de la casa parroquial”.

El padre Reyes pidió al delincuente no llevarse los cuerpos, sin embargo, después de ese tiempo llegaron otras personas a quienes les dio la orden de levantar los restos y llevárselos.

El padre Javier Ávila es un conocido misionero jesuita en México, quien escribió este martes un mensaje que se viralizó en redes sociales.

“Lo tuve que callar porque había amenazas sobre la comunidad si acaso hablaban. La noticia ya corrió y empiezan los operativos para buscar al homicida quien, además, se llevó los cuerpos y no sabemos cuándo los regresarán. Son muchos los detalles, pero no es el momento más que para compartirles mi dolor, mi rabia, y también mi fe en el Dios que nos sigue llamando a dar la vida por los demás y a no detener nunca el paso, porque nos queda mucho por andar”.

La Compañía de Jesús en México condenó los hechos y en un comunicado emitido este martes exigió justicia y “la recuperación de los cuerpos de nuestros hermanos”.

Las autoridades recuperaron los restos la tarde del martes y un día después la Compañía de Jesús confirmó la identidad de los mismos. 

El Papa Francisco también hizo referencia al hecho: “Expreso mi dolor y mi tristeza por el asesinato de dos religiosos, hermanos míos, jesuitas, y un laico. ¡Cuántos asesinatos en México!”, dijo al finalizar su Audiencia General este miércoles.

Puedes leer: Así reaccionó el Papa Francisco a la muerte de los dos jesuitas

 

 

Compartir




Publicidad