Jesuitas confirman que cuerpos hallados son de sacerdotes asesinados

La Compañía de Jesús confirmó que se han recuperado los restos del padre Javier Campos, Joaquín Mora y del guía de turistas Fernando Palma.

La Compañía de Jesús confirmó este miércoles que los cuerpos hallados por las autoridades son de los sacerdotes Javier Campos y Joaquín César Mora asesinados el 20 de junio en la parroquia de Cerocahui, en Chihuahua.

Asimismo, familiares identificaron el cuerpo de Fernando Palma, el guía de turistas que llegó herido a la iglesia y que los padres atendieron espiritualmente antes de que la persona que lo perseguía le disparara también a ellos.

Durante la madrugada de este miércoles, “el padre Provincial y un representante del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, confirmaron ante las autoridades de la Fiscalía General de Chihuahua que dos de los cuerpos recuperados el día de ayer en la Sierra Tarahumara corresponden a nuestros hermanos”, informó la Compañía de Jesús en un comunicado.




Los jesuitas oran por los tres fallecidos y extienden su abrazo y consuelo a sus familiares y seres queridos, señalaron en el documento.

El gobierno de Chihuahua informó la tarde del martes que la Fiscalía General del Estado había localizado los restos de los sacerdotes y el guía de turistas. Posteriormente, la Compañía de Jesús anunció que acudiría a identificarlos.

No se ha dado a conocer mayor información de dónde fueron localizados.

 

Su último acto de heroísmo: defender a un hombre herido

El 20 de junio el guía de turistas Fernando Palma ingresó a la parroquia de Cerocahui herido, los sacerdotes Joaquín Mora y Javier Campos lo socorrieron física y espiritualmente. El sicario que perseguía al laico también ingresó a la iglesia y disparó a los tres.

En el lugar había un tercer sacerdote que lo presenció todo y pudo calmar al asesino, este se quedó conversando con el padre hasta que llegó una camioneta y se llevaron los cuerpos, pese a la súplica del sacerdote quien pedía que los dejaran en la iglesia.

Puedes leer: “No te lleves los cuerpos”, pidió sacerdote sobreviviente a sicario

Los localizaron en 72 horas, pero en muchos otros casos esto no pasa

Los jesuitas destacaron que el hallazgo de sus hermanos se realizó a 72 horas de su desaparición, tras una búsqueda coordinada por los tres niveles de gobierno, lo que “refleja una atención intensa”.

Sin embargo, “no podemos dejar de señalar que esta acción es poco accesible a la inmensa mayoría de familias cuyos casos no concitan atención pública. La memoria de nuestros hermanos nos obliga a seguir trayendo a la luz esa realidad”, expresaron los sacerdotes de la Compañía de Jesús en el comunicado emitido este miércoles.

Asimismo, los jesuitas pidieron al gobierno garantizar la seguridad para la comunidad de Cerocahui y a diseñar un programa integral de rescate para regiones lastimadas por la violencia como la Sierra Tarahumara, donde el crimen organizado ha crecido en los últimos años.

Sobre las exequias de los sacerdotes, la Compañía de Jesús informó que posteriormente se dará a conocer dónde serán pues saben que muchas personas querrán acompañar ese momento.

 

Puedes leer: Sacerdotes asesinados dedicaron su vida a atender a los rarámuris