Iglesia en México

México despide al Cardenal Sergio Obeso en la Catedral de Xalapa

Fieles y miembros de la Iglesia se reunieron en la Misa exequial del Arzobispo Emérito.
Misa exequial del Cardenal Sergio Obeso. Foto: @AngelArmengol/Twitter

Fieles y miembros de la Iglesia dieron el último adiós al Cardenal Sergio Obeso Rivera este martes en la Catedral de Xalapa.

Leer: La Iglesia en México lamenta el fallecimiento del Cardenal Obeso

Monseñor Hipólito Reyes Larios, Arzobispo de Xalapa, describió al Cardenal Obeso como un hombre honesto, trabajador, de fácil relación y de excelente sentido del humor. “Un hombre que sabía manejar hasta la picardía adecuadamente, como buen jarocho”, dijo.

Monseñor Hipólito Reyes Larios, Arzobispo de Xalapa. Foto: P. Víctor Jiménez

Monseñor Hipólito Reyes Larios, Arzobispo de Xalapa. Foto: P. Víctor Jiménez

“Si ha habido un Obispo muy querido por todos los Obispos, sacerdotes, laicos, religiosos y religiosas, ha sido don Sergio. Con ese elogio nos damos cuenta de los dones que Dios le dio, de la sencillez que lo caracterizaba”, agregó el Arzobispo.

Monseñor Reyes Larios contó a los fieles que la madre del Cardenal Obeso fue una mujer profundamente devota que “dio su vida dos veces por su hijo“, pues eligió continuar con su embarazo a pesar de los riesgos que representaba. “Le dijeron o ‘usted aborta o usted muere’. Ella consultó a un médico creyente y le recomendó continuar el embarazo, ella aceptó y se quedó paralítica durante algunos meses”.

Leer: El Papa Francisco expresa su pésame por la muerte del Cardenal Obeso

La vida del Cardenal Obeso estuvo completamente dedicada a Dios y a la Iglesia. Fue el tercer Arzobispo de Xalapa y fue electo presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana (CEM) en tres ocasiones.

La Arquidiócesis de Xalapa despidió al Cardenal Sergio Obeso. Foto: P. Víctor Jiménez

La Arquidiócesis de Xalapa despidió al Cardenal Sergio Obeso. Foto: P. Víctor Jiménez

Su labor fue clave para la restitución de las relaciones Iglesia-Estado durante en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari y fue uno de los grandes impulsores de la canonización del primer santo obispo latinoamericano, san Rafael Guizar y Valencia, que fue elevado a los altares, por el Papa Benedicto XVI, el 15 de octubre de 2006.

El Cardenal Sergio Obeso Rivera, falleció a las 20:40 horas de la noche del domingo 11 de agosto. Fue velado a lo largo del lunes y será enterrado este martes en la Catedral de Xalapa, Veracruz.