Iglesia en México

“Me declaró su amor cuando salí por el pan”

La comunicación y el respeto han sido las bases de este matrimonio que cumplirá su 54 aniversario.
Adriana y José cumplen 54 años de Matrimonio.
Adriana y José cumplen 54 años de Matrimonio.

En casi 54 años de Matrimonio los altibajos no faltan, pues al principio “vemos las estrellas en el cielo y luego nos estrellamos en el suelo”, pero el respeto y la comunicación han sido las bases de esta relación, cuentan Adriana Morales, de 77 años, y José Fuentes, de 79.

“El amor no se ha acabado, al contrario, nos sentimos más enamorados que cuando nos casamos. Algunas personas dicen que es costumbre, pero lo de nosotros sí es un amor tranquilo, reposado, sin prisas”, detalla la pareja, que este 14 de febrero festeja un aniversario más de bodas.

Leer: ¿Por qué en la fiesta de san Valentín se celebra el Día del Amor?

Ambos coinciden en que han llegado a una etapa en la que se disfrutan como personas, pareja, e incluso, en los silencios. “Gozamos de salir juntos, pasear, platicar, cosas que en el principio no hacíamos por las prisas de los hijos o de la carrera de mi esposo, que es doctor”, asegura la señora Adriana.

La evolución del amor

“Sin duda los tiempos han cambiado, él se me declaró cuando yo salía al pan a las siete de la noche. Pero eso sí, nunca me dejaban salir sola, y menos con el novio. Ahora veo con tristeza que el respeto por las personas se ha perdido. Antes era muy bonito el cortejo, incluso con todo y chaperón”, recuerda.

“Lo que les hace falta a las relaciones actuales es el respeto. Se hablan de ‘buey’ para adelante, no hay valores, es más, no hay interés de conocerse, de saber los gustos del otro, piensan que con tener una ‘conversación’ por mensajitos ya se conoce a la pareja”, comenta el doctor Fuentes.

La comunicación

La señora Adriana recuerda que los primeros años de Matrimonio fueron difíciles, pues debido a que su esposo estaba cursando el servicio social en Chiapas, tuvieron que permanecer separados un año; sin embargo, el amor no se perdió. “Él siempre fue muy comprometido, nunca perdimos el interés el uno por el otro”.

Te puede interesar: Oración de los esposos: Un solo corazón y un solo espíritu

Explican que la comunicación en familia ha sido clave todos estos años. “Les pusimos reglas claras a nuestros hijos, todas se las transmitimos siempre con amor y respeto. Nos sentimos muy orgullosos no sólo de ellos, sino también de nuestros nietos”.

Te invitamos a leer otras tres historias de amor en las que tecnología jugó un papel diferente:

Carlos y Dafne: “Nos tuvimos que escapar”

Daniela y Luis: “Sobre todo hablábamos por Skype”

Así fue como la fe y el internet unieron a esta pareja