Tatuajes y teología del cuerpo

Leer más

Ladrón arrepentido devuelve anillo a Obispo: ¿Le dio miedo la justicia divina?

Tal vez por miedo a la justicia divina, un ladrón le regresó a Mons. Eduardo Merino el anillo que le robó durante un asalto en la carretera.

POR  Jorge Reyes
10 mayo, 2024
Ladrón arrepentido devuelve anillo a Obispo: ¿Le dio miedo la justicia divina?
Mons. Eduardo Merino recuperó el anillo episcopal que le robaron durante un asalto. Foto Especial.
Creatividad de Publicidad

¿Hasta dónde puede pesar el miedo a la justicia divina o a una maldición y qué tanto puede cumplirse esta, más si fue lanzada por un Obispo? Para un ladrón fue tal el temor a una maldición que no dudó en regresar un anillo episcopal que a punta de pistola le robó a su dueño.

El robo del anillo episcopal y la maldición lanzada por el Obispo

La noche del 3 de abril de 2024, en la carretera México-Orizaba, cerca de la zona de Cumbres de Maltrata, la densa niebla ocasionó que los vehículos que transitaban bajaran su velocidad al mínimo a fin de evitar un accidente, lo que provocó que se formara un fila de autos y camiones.

Esta situación la aprovechó por un grupo de maleantes que portando armas cortas y largas que detuvo la lenta marcha de varios vehículos y obligó a sus ocupantes a bajar de ellos y de inmediato comenzaron a robarlos y a despojarlos de todos los objetos de valor que llevaban.

Entre los viajeros se encontraba el Obispo de la Diócesis de Orizaba, monseñor Eduardo Merino Cervantes, quien iba acompañado de dos sacerdotes. Al momento que los maleantes llegaron ante ellos, uno de los ladrones le exigió al Obispo, a punta de pistola, que le entregara el anillo episcopal que llevaba en su mano derecha.

Ante el riesgo que podría representar su negativa y a pesar de la impotencia que sentía por el hecho, monseñor Merino Cervantes decidió quitarse el anillo episcopal y entregárselo al ladrón, no sin antes advertirle que le caería una maldición a su hogar y familia por provocarle miedo a las personas.

Te recomendamos: Grupo armado despoja de sus pertenencias al obispo de Orizaba y a dos sacerdotes



Por miedo a la maldición, ladrón regresa el anillo robado

A poco más de un mes del robo que sufrió el Obispo de Orizaba, junto con varias personas, incluidos los sacerdotes que le acompañaban, se informó que el ladrón que se apoderó del anillo episcopal ya no soportó el miedo a la maldición que le lanzó por monseñor Merino Cervantes el día del robo y en medio del temor decidió devolverlo a su legítimo dueño.

Monseñor José Rafael Palma Capetillo, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Xalapa, informó que el anillo episcopal se recuperó porque el ladrón tuvo miedo a que “Dios llevara desgracia a su familia” luego de que el Obispo de Orizaba lo maldijera por robarle.

El Obispo Auxiliar detalló que pasados unos días el delincuente se dirigió a una parroquia en Puebla y le entregó el anillo episcopal a un sacerdote, quien de inmediato se lo llevó al Arzobispo de la Arquidiócesis de Puebla, Monseñor Víctor Sánchez, que se encargó de devolverlo al obispo Eduardo Cervantes Merino.

El Obispo Cervantes “Me lo mostró (el anillo episcopal) fue una obra de Dios, pero también una advertencia de que no está bien robarle a nadie, pero quien roba a un obispo carga en su conciencia algo más fuerte”, refirió monseñor Palma Capetillo.

Te recomendamos: Maldiciones heredadas, ¿existen?





Autor

Lic. en Periodismo y Comunicación Colectiva por la UNAM, con una trayectoria de casi 30 años como periodista, en Reforma, El Centro y Notimex, y funcionario de comunicación social en dependencias de gobierno y legislativas. 

Tik Tok

Tik Tok
Tik Tok

NEWSLETTER

Recibe nuestro boletín semanal