La Universidad Pontificia de México celebra su día vía remota

La Universidad Pontificia de México celebró su día este 28 de enero, con un acto académico que se llevó a cabo vía digital debido a la pandemia de Covid-19.
Día de la Universidad Pontificia de México.
Día de la Universidad Pontificia de México.

En un entorno marcado por la pandemia de coronavirus Covid-19, la Universidad Pontificia de México celebró su día este 28 de enero, con una ceremonia académica a distancia, encabezada por el Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes, en su calidad de Gran Canciller, y el rector Mario Ángel Flores Ramos.

En su discurso, el cardenal Aguiar Carlos Aguiar agradeció a los profesores, alumnos y a todo el personal administrativo que ha permitido que la Universidad Pontificia siga adelante pese a las restricciones de la pandemia.

Leer: La Pontificia de México, a la cabeza contra abusos sexuales en Latinoamérica


En especial, agradeció el esfuerzo del rector Mario Ángel, que en los próximos meses terminará su gestión tras más de nueve años al frente de la principal institución educativa de la Iglesia Católica en México.

“Han sido nueve años de conducir por buenos caminos de crecimiento, desarrollo y calidad académica, con lo que va siendo más conocida la universidad en nuestros ambientes”.

“Muchas gracias y adelante en estos intensos meses que restan a tu mandato como rector. Padre Mario Ángel, que Dios te siga dando un fecundo ministerio sacerdotal en las futuras encomiendas al servicio de la Iglesia y de la sociedad”, dijo el Arzobispo.

Leer: La UPM pasa por su propia prueba se supervivencia por la pandemia

El cardenal Aguiar agradeció también a los bienhechores, que “han respondido generosamente para salir adelante. Que el Señor Jesús les recompense abundantemente”.

En su oportunidad, el rector agradeció a todos sus colaboradores por el apoyo que le han brindado durante esta pandemia, y adelantó que, por lo pronto, el año académico concluirá con la modalidad a distancia.

“Quiero agradecer a cuantos han hecho posible en el último año que la vida universitaria continúe”.

“Cada uno sabe los desvelos para salir adelante en su responsabilidad. Mi admiración para todos los docentes, que han hecho un esfuerzo por conocer y utilizar la tecnología, para dar sus clases por internet”.

Por su parte, monseñor Rogelio Cabrera López, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) animó a la Universidad Pontificia de México a continuar su labor para responder a los desafíos que tiene nuestra Iglesia Católica: el anuncio del Evangelio, promover la comunión eclesial y la amistad social, y cooperar en la recomposición del tejido social.

“En nombre de la Conferencia del Episcopado Mexicano quiero felicitar el caminar de esta universidad e invitarlos a responder a los desafíos que nuestro país y la Iglesia Católica tienen en este momento”, aseguró.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775



Google-news