Iglesia en México
rmb

La pandemia abre una oportunidad para evangelizar: Arzobispo Aguiar

La Iglesia debe interpretar la pandemia como un signo de los tiempos y descubrir ahí la voz de Dios el creador
El Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes. Foto: Archivo
El Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes. Foto: Archivo

La Iglesia Católica ha enfrentado la pandemia del coronavirus COVID-19 como parte de la sociedad, es decir, con incertidumbre y desconcierto; pero también ha abierto una oportunidad para la Evangelización, aseguró el Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes.

En una entrevista concedida al periódico de la Ciudad del Vaticano, L’Osservatore Romano, el cardenal Aguiar reconoció que esta situación ha trastocado la vida de todos los habitantes del planeta, y la Iglesia también se ha visto impactada.

Leer: Arzobispo Aguiar: Hay que redescubrir a Dios en el mundo actual

“Sin embargo, como toda situación humana tiene sus pros y sus contras, sus ventajas y sus desafíos; así está sucediendo”.

“Especialmente para la Iglesia ha sido una oportunidad para replantear la gratuidad de la vida, y la necesidad de la espiritualidad, lo cual es una oportunidad de evangelizar. Indudablemente, la Iglesia debe interpretar la pandemia como un signo de los tiempos y descubrir ahí la voz de Dios el creador”.

Cuestionado sobre si la rápida adaptación de los fieles a las nuevas tecnologías y la masiva participación espiritual durante el confinamiento pueden abrir paso a una nueva liturgia doméstica, el Arzobispo Primado de México explicó que este aspecto ha sido “un aprendizaje muy importante para el futuro de la Evangelización”.

Leer: El Papa imparte la bendición al mundo por el coronavirus

“Especialmente para lograr una comunión que sea reconocida y valorada por toda la feligresía. El efecto será un mayor testimonio de la vivencia de los valores cristianos en favor de la sociedad.

El Cardenal Aguiar aseguró que la pandemia lo ha hecho renovar su futuro por intensificar un estilo de vida donde la dignidad de toda persona humana sea respetada, “Para lo cual es indispensable reconocer la recíproca responsabilidad ante un mundo globalizado, cuyas influencias repercuten en el resto de la humanidad”.

Por último, el Arzobispo Primado de México aseguró que ese pensamiento generalizado de que, tras la pandemia, nada será como antes, debemos preguntarnos: ¿cuál será nuestra respuesta como discípulos de Cristo?

“¿Qué espera de nosotros nuestro señor Jesucristo, el Señor? Pedimos ayuda a nuestra madre, la Virgen de Guadalupe, para encontrar una respuesta y ponerla en práctica con el poder del Espíritu Santo”, finalizó.

 

En este momento de crisis, Desde la fe necesita de tu ayuda para continuar nuestra tarea evangelizadora. Suscríbete desde 39 pesos al mes y accede a nuestra hemeroteca: revista.desdelafe.mx o para atención personalizada, envía un mensaje de WhatsApp al  +52 5573470775. Gracias por ayudarnos.

Comentarios