Iglesia en México
rmb

El Papa imparte la bendición al mundo por el coronavirus

“La fuerza de la fe libera del miedo y nos da esperanza. ¿Por qué tienen miedo? ¿Aún no tienen fe?".
Bendición Urbi et Orbi. Foto: Vatican Media.
Bendición Urbi et Orbi. Foto: Vatican Media.

En un hecho inédito ante la magnitud de la emergencia por el coronavirus COVID-19 en el mundo, el Papa Francisco impartió este viernes la bendición Urbi et Orbi –a la ciudad (de Roma) y al mundo-, desde la Plaza de San Pedro de El Vaticano.

La cuarentena que vive Italia entera debido a la pandemia provocó que la plaza, normalmente repleta de peregrinos, luciera completamente vacía.

Tras un mensaje inicial en el que llamó al mundo a tener fe en el Señor, el Santo Padre oró unos minutos frente al Santísimo Sacramento y, posteriormente, tomó en sus manos la Custodia y caminó al atrio de la Basílica de San Pedro para impartir la bendición que concede indulgencia plenaria.

Lee: El Cristo milagroso de Roma al que el Papa Francisco le rezó

El Papa Francisco dió hoy la bendición Urbi et Orbi. Foto Vatican Media

El Papa Francisco dio hoy la bendición Urbi et Orbi. Foto Vatican Media

¿Por qué tienes miedo, aún no tienes fe?

En su mensaje, el Papa Francisco meditó sobre el pasaje del Evangelio de San Marcos en el que los apóstoles sintieron miedo estando en una barca en medio de una tempestad, mientras Jesús dormía tranquilamente.

“Después de que lo despertaran y que calmara el viento y las aguas, se dirigió́ a los discípulos con un tono de reproche: ‘¿Por qué tienen miedo? ¿Aún no tiene fe?”, señaló.

“Desde hace algunas semanas -continuó el Santo Padre- parece que todo se ha oscurecido. Densas tinieblas han cubierto nuestras plazas, calles y ciudades; se fueron adueñando de nuestras vidas llenando todo de un silencio que ensordece y un vacío desolador que paraliza todo a su paso: se palpita en el aire, se siente en los gestos, lo dicen las miradas. Nos encontramos asustados y perdidos”.

Foto: Vatican Media. El Papa Francisco en su mensaje a la fieles durante la Bendición Urbi et Orbi.

Foto: Vatican Media. El Papa Francisco en su mensaje a la fieles durante la Bendición Urbi et Orbi.

El Papa señaló que, al igual que a los discípulos del Evangelio, “nos sorprendió una tormenta inesperada y furiosa”, la cual -asegura- hizo darnos cuenta que todos estamos en la misma barca y que “debemos de remar juntos“.

“No es el momento de tu juicio, sino de nuestro juicio: el tiempo para elegir entre lo que cuenta verdaderamente y lo que pasa, para separar lo que es necesario de lo que no lo es. Es el tiempo de restablecer el rumbo de la vida hacia ti, Señor, y hacia los demás”.

Añadió que el comienzo de la fe es saber que necesitamos la Salvación y que necesitamos al Señor, pues sin Él nos hundimos. “Necesitamos al Señor como los antiguos marineros las estrellas. Invitemos a Jesús a la barca de nuestra vida”.

En su mensaje, el Papa tuvo palabras especiales para los médicos, enfermeras y personal sanitario, para los enfermos, y para los sacerdotes y religiosas que les brindan asistencia espiritual.

Al final, el Papa hizo una oración para terminar con esta pandemia y aumentar nuestra fe:

Señor, bendice al mundo, da salud a los cuerpos y consuela los corazones. Nos pides que no sintamos temor. Pero nuestra fe es débil y tenemos miedo. Mas tú, Señor, no nos abandones a merced de la tormenta. Repites de nuevo: ‘No tengáis miedo’. Y nosotros, junto con Pedro, descargamos en ti todo nuestro agobio, porque Tú nos cuidas”, finalizó.

Comentarios