Iglesia en México
rmb

El padre José Luis Téllez dedicó su vida a los presos; murió por COVID-19

Actualmente era párroco en la Diócesis de Iztapalapa, en vida ayudó a miles de personas privadas de la libertad.
El padre José Luis Téllez falleció la madrugada del 1 de junio, informó el Obispo de Iztapalapa.
El padre José Luis Téllez falleció la madrugada del 1 de junio, informó el Obispo de Iztapalapa.

En la madrugada de este lunes 1 de junio falleció el sacerdote José Luis Téllez, quien entre el año 2000 y 2005 fue encargado de la Comisión de Pastoral Penitenciaria de la Arquidiócesis Primada de México, y por más de dos décadas se desempeñó como Capellán de varios reclusorios de la capital de la República.

Monseñor Antonio Lerma Nolasco, Obispo de la Diócesis de Iztapalapa -a la que estaba adscrito el padre Téllez-, confirmó que el fallecimiento se debió a complicaciones por COVID-19. Afirmó que representa una gran pérdida para la Iglesia particular y reconoció la labor social que hizo en apoyo a personas privadas de la libertad, a quienes ayudó en su proceso de reinserción social.

Puedes leer: “Padre Pollo”, del Facebook a la atención de enfermos de COVID-19

En la actualidad el padre José Luis Téllez García era párroco de la Parroquia Cristo Rey en Iztapalapa y seguía ayudando a quienes salían de prisión, informó el Obispo.

“Estaba muy entregado a la catequesis y a la Pastoral Juvenil. Su trabajo era invaluable. Los sacerdotes de la Diócesis estamos pidiendo al Señor que ya lo tenga gozando de su gloria”, expresó.

La comunidad recordará al padre José Luis Téllez, víctima del COVID-19.

Ayuda desinteresada para las personas en las cárceles

Por su parte, el subsecretario del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, Hazael Ruíz Ortega, en entrevista con Desde la fe, lamentó la noticia del fallecimiento del padre José Luis Téllez. “Indiscutiblemente formó parte del sistema carcelario, trabajó muy de la mano con los funcionarios, siempre de manera desinteresada, con una entrega absoluta y una vocación eminente de ayuda a los más desprotegidos”.

Visitaba a internos de los penales y estaba preocupado siempre por brindarles consuelo, y porque tuvieran condiciones dignas al interior.

Señaló que el padre Téllez apoyó mucho el proceso de preliberaciones, revisando expedientes de causas justas o de aquellos que consideraba que ya habían pagado su delito a la sociedad.

“Extendía además cartas de trabajo a quienes salían libres -agregó el funcionario-; y por algo que le recordaremos mucho fue que fundó la primera ‘casa de medio camino’, donde recibía a hombres y mujeres que salían de prisión y que no tenían la posibilidad de ganarse el sustento cotidiano que les permitiera no volver a delinquir”. Esta casa se llamaba Un Hogar Alternativo.

“Con recursos limitados -finaliza-, pero con mucho esfuerzo y un gran corazón, fundó esta ‘casa de medio camino’ por el rumbo de Iztacalco, pero además generó infinidad de ideas para ayudar a las personas privadas de su libertad. ¡Lamentamos mucho su partida!”.

Puedes leer: La fotografía que muestra la fe en un hospital COVID-19 de Tijuana

Sacerdote de entrega y soluciones

Por su parte, el doctor Pedro Arellano, especialista en el Sistema Penitenciario, y quien convivió muy de cerca con el padre José Luis Téllez, calificó el trabajo del sacerdote como “verdaderamente encomiable a favor de las personas privadas de su libertad”, tanto en acompañamiento espiritual como en la revisión de miles de expedientes, que fueron punto de partida para preliberaciones.

“Mucha gente lo recordará por su casa de acompañamiento, era verdaderamente un hombre de entrega y soluciones”.

Pedro Arellano señala que son innumerables las anécdotas que él podría contar acerca de este sacerdote que lamentablemente ha fallecido por causa del COVID-19.

“Una de ellas fue que en un momento de gran crisis del Sistema Penitenciario, en que se hallaba desbordada la corrupción, el entonces Subsecretario de Gobierno, Francisco Garduño Yáñez, al ver la autoridad moral que el padre José Luis Téllez tenía entre directivos y custodios, le propuso, de una manera inédita, que él fuera el director de todos los reclusorios capitalinos. Obviamente, por la prohibición del Derecho Canónico, y por su humildad, el padre no aceptó”.

Otra de las acciones por las que se recuerda mucho al padre José Luis Téllez -refiere el doctor Pedro Arellano- es que cuando estaba al frente de la Pastoral Penitenciaria, juntó a jóvenes catequistas y profesionistas para hacer brigadas afuera de los reclusorios, a fin de atender a familiares de los presos para que no fueran a ser explotados por “coyotes”, y para ayudarlos a revisar la situación jurídica de sus familiares internos.

 

En este momento de crisis, Desde la fe necesita de tu ayuda para continuar nuestra tarea evangelizadora. Suscríbete desde 39 pesos al mes y accede a nuestra hemeroteca: revista.desdelafe.mx o para atención personalizada, envía un mensaje de WhatsApp al  +52 5573470775. Gracias por ayudarnos.

Comentarios