Iglesia en México

El Nacimiento gigante de Iztacalco, una tradición familiar

Lo que comenzó como una tradición familiar, reúne a miles de personas en la alcaldía Iztacalco.
El nacimiento casero que comenzó como una tradición familiar, reúne año tras año a miles de personas en la alcaldía Iztacalco.
El nacimiento casero que comenzó como una tradición familiar, reúne año tras año a miles de personas en la alcaldía Iztacalco.

Hace 55 años, don Miguel Ontiveros, sus padres y sus hermanos, comenzaron una tradición familiar que, con los años, se ha convertido en todo un acontecimiento que reúne a miles de personas cada diciembre: el “Nacimiento gigante de Iztacalco”.

Todo inició con tres tablas y unas cuantas figuras en un pequeño jardín junto al estacionamiento de su casa, ubicada sobre la avenida Playa Villa del Mar, en la colonia Militar Marte. Poco a poco, el Nacimiento se fue haciendo más grande y comenzó a captar la atención de los vecinos, que se asomaban como podían para admirar la instalación.

“Como vimos que a la gente le fue interesando, abrimos la pared para que todos pudieran verlo”, explicó Ontiveros, en entrevista con Desde la Fe.

El Nacimiento fue ganando espacio hasta ocupar todo el frente de la casa, incluida la cochera para dos autos. Desde hace unos 20 años la gente comenzó a llegar por cientos. Ahora, miles de personas visitan esta casa cada temporada, e incluso se han instalado algunos puestos de comida.

Miguel Ontiveros calcula en 1,200 las piezas las que componen el monumental Nacimiento, que incluye además lonas, pinturas, un río en el que corre agua constantemente, villas y ambientaciones como desierto, granjas y tierras de arado.

Un gran esfuerzo

Toda la instalación se realiza en poco más de tres semanas, aunque la familia Ontiveros tiene otra tradición inamovible: colocar todas las piezas en un solo día.

“Nos reunimos el primer sábado de diciembre para poner todas las figuras. Nos reunimos 50 o 60 familiares entre hermanos, sobrinos y nietos, y hacemos una comida aquí en la calle, nos reunimos todos”.

“Es una reunión que todo mundo espera. Yo ya radico en Mérida y me vengo para acá, hay gente que vive en Houston, y viene para acá. Hay una sobrina que vive en Holanda, y a veces también viene. Vienen familiares de Acapulco, de Reynosa, Tamaulipas”.

Pese al éxito del Nacimiento y a lo costoso de su instalación, la familia Ontiveros asegura que nunca ha pasado por su mente obtener algún beneficio económico: “Nunca hemos cobrado, es algo que hacíamos para la familia y pasaba la gente a verlo, nada más”.

¿Quieres visitar el Nacimiento de Iztacalco? Todavía tienes tiempo, pues se mantendrá abierto al público hasta el 7 de enero de 2019. La dirección es Playa Villa del Mar 86, en la colonia Militar Marte, delegación Iztacalco.

Te puede interesar: Belén Mágico, el nacimiento interactivo de La Villa