El Cardenal Norberto Rivera Carrera cumple 80 años

Este 6 de junio, el Cardenal Norberto Rivera cumple años de vida, conozcamos más sobre sobre el Arzobispo Emérito.

El Cardenal Norberto Rivera Carrera nació el 6 de junio de 1942 en La Purísima, un pequeño poblado en la Sierra Madre Occidental en el estado de Durango en la región de Tepehuanes. Sus padres, de origen campesino, fueron don Ramón Rivera Chaidez comerciante, y Doña Soledad Carrera de Rivera.

Su padre, para sacar adelante a su familia, tuvo que emigrar temporalmente a los Estados Unidos como trabajador en Washington e Illinois, y esto influyó en que el Cardenal Rivera Carrera tuviera como preocupación permanente de su actividad pastoral a los migrantes.

Sus estudios primarios los inició en su pueblo natal y en Tepehuanes, Durango. Desde los 12 años sintió el llamado de Dios y en su vocación influyó el párroco don José Soledad de Jesús Torres Castañeda quien llegaría a ser el primer Obispo de Ciudad Obregón. Ingresó al Seminario Conciliar de Durango donde estudió durante siete años Humanidades, Filosofía y Teología.




Su trabajo en el norte del país

A la edad de 20 años, con apoyo del obispo de Durango don Antonio López Aviña partió a Roma para continuar sus estudios sacerdotales y especializarse en Teología Dogmática en la Pontificia Universidad Gregoriana en donde obtuvo el título de Licenciado en 1966. Esto le permitió ser testigo cercano del Concilio Vaticano II que marcó cambios importantes en la Iglesia. Fue ordenado Diácono por el vicario del Papa Paulo VI el 2 de julio de 1965 y ejerció el diaconado hasta el 3 de julio de 1966 cuando fue ordenado sacerdote por el propio Paulo VI, en la Basílica de San Pedro, como un gesto de distinción hacia los latinos.

De 1967 a 1985, trabajó pastoralmente en Durango, y en Río Grande, Zacatecas. Hay fotografías que muestran al Cardenal Rivera transportándose a caballo para atender a la feligresía.

El Cardenal Norberto Rivera fue elegido Obispo de Tehuacán, en Puebla, el 5 de noviembre de 1985 y su consagración tuvo lugar el 21 de diciembre de manos de Antonio López Aviña, Arzobispo de Durango.

Fue visitador apostólico de los seminarios diocesanos y religiosos de México, lo que le permitió conocer de cerca la actividad educativa en todo el país.

Arzobispo de México

El 13 de junio de 1995 fue designado como el 34° sucesor de Fray Juan de Zumárraga y el 4° Arzobispo Primado de México; él era el custodio natural de la tilma de san Juan Diego  y desde su primera homilía demostró su fervor guadalupano. El 29 de junio recibió el Palio Arzobispal en Roma, de manos del Papa Juan Pablo II.

Le dio un nuevo gobierno eclesiástico a la Basílica de Guadalupe, con mayor transparencia en su economía y su administración, y después de los sismos de 1985, logró la restauración de la Catedral de México, el monumento artístico más importante de América Latina.

Puedes leer: Al visitar la Basílica de Guadalupe puedes ganar la indulgencia plenaria

Fue creado y publicado Cardenal presbítero el 18 de enero de 1998, y en el consistorio del 21 de febrero, recibió la parroquia de San Francesco d’Assisi a Ripa Grande, un importante templo porque allí se alojó en santo de Asís cuando viajó a Roma para obtener del Papa la autorización de su orden religiosa. El Cardenal Rivera fue recibido en la ciudad de México el 1°de marzo de 1998.

Asistió a la X Asamblea Ordinaria del Sínodo Mundial de los Obispos, en el Vaticano, del 30 de septiembre al 27 de octubre de 2001.

También fue uno de los cardenales electores en abril de 2005 fue elegido el Santo Padre Benedicto XVI, siendo ésta la primera vez que participa en un Cónclave un Arzobispo de México. A la par de cumplir con sus obligaciones en el Vaticano, nunca faltó a una misa dominical en la Catedral de México.

Lumen Gentium

Su lema episcopal es Lumen Gentium, indicando que la Iglesia es la luz de las naciones. Recibió en México al Papa Juan Pablo II, con quien hizo gran amistad, durante sus dos últimas visitas pastorales, en enero de 1993 y en julio de 2002.

En enero de 2009, fue el anfitrión del VI Encuentro Mundial de las Familias al que asistieron cardenales, arzobispo y obispos de todo el mundo; durante su gobierno pastoral tuvieron lugar la canonización y beatificación de importantes santos, entre ellos, san Juan Diego Cuauhtlatoatzin y los dos mártires fiscales de Cajonos, Oaxaca.

El cardenal Rivera Carrera se ha distinguido por ser un hombre sencillo; de firme vocación religiosa y valor para haber hecho frente a los momentos difíciles que se presentaron en su magisterio.

Ahora cumple 80 años de edad. Felicidades señor Cardenal, Dios recompense sus esfuerzos por haberse entregado tantos años al servicio de la Arquidiócesis más poblada del mundo.

 

Puedes leer: El Cardenal Norberto Rivera sale del hospital tras alta por Covid-19