Fortaleza digital

Leer más

¡Última semana para ganar la indulgencia plenaria en la Basílica de Guadalupe!

Cumple estas 4 condiciones y gana indulgencia plenaria con motivo de los 100 años del atentado fallido a la imagen de la Virgen de Guadalupe.

14 noviembre, 2021
¡Última semana para ganar la indulgencia plenaria en la Basílica de Guadalupe!
La Basílica de Guadalupe.

¡No dejes pasar la oportunidad! Aún te queda una semana para ganar la indulgencia plenaria con motivo del Año Jubilar por los 100 años del atentado con dinamita con el que se buscaba destruir la imagen de la Virgen de Guadalupe el 14 de noviembre de 1921, y en el que milagrosamente la tilma de san Juan Diego no sufrió ningún daño.

Será el próximo 20 de noviembre cuando concluya el periodo en el que los fieles podrán recibir en la Basílica de Guadalupe esta gracia que otorga la Iglesia para el perdón de los pecados, atravesando la Puerta Santa del recinto guadalupano, misma que está ubicada justo al centro del santuario.

NEWSLETTER
Recibe nuestro boletín semanal 

Te puede interesar: Así fue el día del atentado contra la Virgen de Guadalupe

Fue el 14 de noviembre de 2021 cuando el Cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Primado de México, bendijo y abrió la Puerta Santa de la Basílica de Guadalupe para conceder la indulgencia plenaria a los fieles que crucen por ella

Además de cruzar por esta puerta puerta del santuario mariano, los fieles deben cumplir las condiciones que establece el Derecho Canónico para obtener la indulgencia plenaria:

-Orar por las intenciones del Santo Padre.

-Estar en gracia de Dios habiéndose confesado.

-Asistir a Misa completa.

-Comulgar



Puedes leer: Indulgencia Plenaria: ¿qué es?, ¿para qué sirve? y ¿cómo ganarla?

El ‘Cristo del atentado’ que salvó a la Virgen de Guadalupe

La mañana del 14 de noviembre de 1921 un hombre colocó una bomba escondida en un ramo de flores al pie de la imagen de la Virgen de Guadalupe.

Puedes leer:Ni la ciencia se explica lo que le pasó al ‘Cristo del atentado’

La detonación fue de tal magnitud que rompió vidrios de las casas aledañas a la Basílica de Guadalupe y causó severos daños al interior del recinto, además de que dobló un crucifico de bronce de 34 kilos de peso que quedó en forma de arco; sin embargo, el cristal que cubría la imagen de la Virgen ni siquiera se rompió.

El crucifijo aún puede verse en la Basílica de Guadalupe y se le conoce como el ‘Cristo del Atentado’.

El Arzobispo Carlos Aguiar Retes frente al Cristo del atentado, que fue colocado a la entrada de la Puerta Santa. Foto: Basílica de Guadalupe.

El Arzobispo Carlos Aguiar Retes frente al Cristo del atentado, que fue colocado a la entrada de la Puerta Santa. Foto: Basílica de Guadalupe.

El ataque causó gran indignación entre los mexicanos. La detonación influyó enormemente en los daños de cimentación de la Antigua Basílica de Guadalupe, en la que años después fue colocado un sistema de pilotes para evitar que el templo se fracturara.

Peregrinos visitan la Basílica de Guadalupe en 1920-1925. Foto: Mediateca INAH.

Peregrinos visitan la Basílica de Guadalupe en 1920-1925. Foto: Mediateca INAH.

Este atentado dinamitero y el el Primer Congreso Eucarístico Nacional de 1924 al que por distintos medios, el gobierno de ese momento trató de sabotear, fueron los antecedentes más cercanos a la Guerra Cristera que tuvo lugar entre 1926 y 1929.

Puedes leer: Se cumplen 100 años del atentado con bomba a la Virgen de Guadalupe

Carlos Villa Roiz es periodista especializado en religión. 





Autor

Periodista decano en la fuente religiosa. 

Tik Tok

Tik Tok
Tik Tok

NEWSLETTER

Recibe nuestro boletín semanal