Carlos Aguiar: El niño que rezaba al Santísimo y se volvió obispo

Todo comenzó de la mano de su abuelita hace más de 60 años; hoy, el Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes, cumple 25 años de ser ordenado obispo.
El Cardenal Carlos Aguiar de niño y, actualmente, como Arzobispo Primado de México

Hace más de 60 años que la abuelita del entonces niño Carlos Aguiar Retes lo llevaba a la Iglesia para rezar el Santo Rosario y decirle frente al Sagrario: “Mira, ahí está Dios, y te ama”.

Momentos que marcaron su vocación y que le motivaron a ingresar al seminario cuando tenía apenas once años.

Pasaron más de 30 años desde este momento, muchos estudios, su ordenación sacerdotal en 1973 y varios cargos de trabajo hasta que ocurrió un evento que cambiaría para siempre su vida.

“Tenía todo un proyecto después de haber hecho un doctorado en Roma en 1996, para crear un Centro de Espiritualidad Bíblica. En ese momento llegué a la Universidad Pontifica de México, un cargo que pensé que ocuparía por tres años”.

Sin embargo, Dios tenía otros planes para él. En los primeros meses de 1997 recibió un llamado de la Nunciatura Apostólica, en el que le informaban que el Papa Juan Pablo II le nombraba obispo de Texcoco.

“Fue una gran sorpresa, me conmocionó internamente, y más porque era algo que no podía decirle a nadie, hasta que se hiciera público. Mientras tanto, estaba sucediendo un cambio en mi interior muy fuerte, que cambiaba totalmente las proyecciones que uno humanamente hace de servicio como presbítero”.

El 29 de junio de 1997 se realizó la ordenación episcopal del Card. Carlos Aguiar Retes. Foto: Arquidiócesis de Tlalnepantla.

El 29 de junio de 1997 se realizó la ordenación episcopal del Card. Carlos Aguiar Retes.

Desde entonces, el Cardenal Carlos Aguiar encabezó durante 12 años la diócesis de Texcoco, nueve años la Arquidiócesis de Tlalnepantla y lleva cuatro años al frente de la Arquidiócesis Primada de México.

“El episcopado es una compleja responsabilidad de conducir las estructuras y las personas (presbíteros, ministros de la Iglesia, agentes de pastoral, y fieles en general) al Encuentro con Jesucristo, que vive entre nosotros y a través de nosotros, desarrollando la conciencia de comunión eclesial.

“La conducción pastoral no se logra solamente en la toma de decisiones sobre personas y estructuras, con responsabilidades y criterios, sino que implica la necesidad de generar un ambiente de buena relación y cordialidad en los diferentes niveles de la vida diocesana, que vaya propiciando la confianza en el Pastor, y la esperanza de desarrollo y crecimiento en el amor a la Iglesia y su misión en el mundo”, asegura el Arzobispo de México.

Este 29 de junio, el cardenal Aguiar celebra 25 años de episcopado y lo hace retomando las palabras del Salmo 116: “¿Cómo podré pagar al Señor todo el bien que me ha hecho? ¡Levantaré la copa de la salvación e invocaré su nombre!”

Puedes leer: “No dejen de orar por mí: Cardenal Aguiar”

El Cardenal Carlos Aguiar Retes en la Parroquia Santa Lucía Xantepec durante la Visita Pastoral. Foto: Ricardo Cervantes

El Cardenal Carlos Aguiar Retes en la Parroquia Santa Lucía Xantepec durante la Visita Pastoral. Foto: Ricardo Cervantes

La biografía del cardenal Carlos Aguiar

El cardenal Carlos Aguiar Retes nació el 9 de enero de 1950 en Tepic, Nayarit. Entre 1961 y 1969 realizó los estudios de Humanidades y Filosofía en el seminario de Tepic, y posteriormente cursó Teología en el Seminario de Montezuma, Nuevo México, de 1969 a 1972, y en el Seminario de Tula, Hidalgo, de 1972 a 1973.

El 22 de abril de 1973 fue ordenado sacerdote en la Catedral de Tepic, y un año más tarde fue enviado a Roma, donde obtuvo la Licenciatura en Sagrada Escritura por el Pontificio Instituto Bíblico.

Ordenación sacerdotal de Carlos Aguiar Retes.

Ordenación sacerdotal de Carlos Aguiar Retes.

De regreso a México, recibió el nombramiento de Rector del Seminario de Tepic, cargo que desempeñó de 1978 a 1991, cuando volvió nuevamente a Roma para doctorarse en Teología Bíblica en la Pontificia Universidad Gregoriana, con la tesis: La crítica de los profetas al ayuno. Entre 1992 y 1996 formó parte del equipo de estudiosos de la Biblia que preparó la edición de la Biblia de América.

Entre 1996 y 1997 ocupó la cátedra de Sagrada Escritura en la Universidad Pontificia de México, donde también fue rector de la Residencia Juan XXIII para sacerdotes.

El 28 de mayo de 1997 su Santidad Juan Pablo II lo nombró Tercer Obispo de Texcoco, y  recibió la consagración episcopal el 29 de junio de ese mismo año.

El 23 de mayo de 2000 fue nombrado Secretario General del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), en sustitución de Monseñor Felipe Arizmendi, para concluir el cuatrienio 1999-2003. El 15 de mayo de 2003 recibió el cargo de primer vicepresidente del Consejo para el cuatrienio 2003-2007.

Fue Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) para el trienio 2004-2006 y ocupó la Presidencia del 2007-2009.

El 8 de marzo de 2007, el Papa Benedicto XVI lo nombró miembro del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso durante el quinquenio 2007-2012. Participó en la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, en Aparecida, Brasil, en 2007, y fungió como Presidente del Departamento de Comunión Eclesial y Diálogo del CELAM en el periodo 2007-2011.

El 3 de febrero de 2009 el Papa Benedicto XVI lo nombró tercer Arzobispo de Tlalnepantla, en sustitución de Monseñor Ricardo Guízar Díaz, de la cual tomó posesión el 31 de marzo de ese mismo año.

Fue reelecto como presidente de la CEM para el trienio 2009-2012, y recibió la Presidencia del CELAM para el periodo 2011-2015.

El Cardenal Carlos Aguiar lleva una estrecha relación con el Papa Francisco. Foto: Arquidiócesis de México/Cortesía.

Fue creado Cardenal en el Consistorio de 2016 por Su Santidad el Papa Francisco en la Basílica de San Pedro, el 19 de noviembre de ese año.

Fue nombrado Arzobispo Primado de México el 7 de diciembre de 2017 y asumió el cargo el 5 de febrero de 2018.

El cardenal Carlos Aguiar Retes habla italiano, inglés, francés y alemán.

Compartir




Publicidad