Iglesia en México

Cardenal Aguiar: “Debemos trabajar juntos por una sociedad fraterna”

Es fundamental centrar todas las relaciones humanas en la dignidad de la persona, atender y priorizar el ser sobre el qué hacer y saciar la sed de Dios.
El Cardenal Carlos Aguiar en el Encuentro del Mundo del Trabajo, organizado por USEM.
El Cardenal Carlos Aguiar en el Encuentro del Mundo del Trabajo, organizado por USEM.

La crisis social y de violencia que vive el país es consecuencia de una fractura en el consenso de los valores de la sociedad, aseguró el Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes.

En el marco de la inauguración del Encuentro del Mundo del Trabajo, organizado por la Unión Social de Empresarios de México, el Cardenal Aguiar afirmó que, a consecuencia de esto, todas las instituciones están deterioradas, incluida la familia.

Leer: No a la guerra ni a la violencia: obispos de México

Si no hay instituciones, el ser humano no tiene quién lo proteja y una persona sola jamás puede salir adelante (…) La institución más afectada es la familia. Por eso, tenemos que atender esta crisis”.

“Un hijo con problemas familiares, que no experimenta el amor, no podrá amar. De ahí se desencadenan todos los problemas de la violencia, la delincuencia, de hacer daño a las personas sin importar por qué. Están heridos y no respetan la vida”, agregó.

El Cardenal Carlos Aguiar inauguró el Encuentro del Mundo del Trabajo.

El Cardenal Carlos Aguiar inauguró el Encuentro del Mundo del Trabajo.

No obstante -agregó el Cardenal- este desafío también es una oportunidad de reconstruir a la sociedad, y la Iglesia y las instituciones tienen mucho trabajo por delante.

“Tenemos que trabajar juntos para hacer de esta sociedad una sociedad fraterna”, dijo el Arzobispo.

Leer: Debemos descubrir nuestra dignidad y la del prójimo: Cardenal Aguiar

Aseguró que, para ello, es fundamental centrar todas las relaciones humanas en la dignidad de la persona, atender y priorizar el ser sobre el qué hacer, y saciar la sed de Dios, sobre todo de los jóvenes.

La Iglesia, continuó, tiene tareas específicas para lograrlo, comenzando por asumir el llamado del Papa a salir a las periferias y priorizar la Evangelización, pasar de ser católicos a ser comunidad de discípulos.

En tanto, las empresas, los sindicatos y otras instituciones deben promover políticas públicas a favor de la familia y generar conciencia sobre la ecología integral.

Comentarios