Iglesia en México

Amnistía a presos: ¿borrón y cuenta nueva?

En entrevista para Desde la Fe, el Nuncio Apostólico y el obispo Rangel dan su punto de vista sobre el proyecto de amnistía a presos.

La amnistía a miles de personas que se encuentran en distintas cárceles de México, dirigida a quienes infringieron la ley por su condición de vulnerabilidad, como es el caso de campesinos obligados por los cárteles a sembrar estupefacientes, o mujeres reclutadas para trasladar drogas, es una de las medidas más controversiales que el próximo gobierno contempla implementar.

Aunque aún no ha sido presentado un plan estratégico para internos que deseen apegarse al beneficio de la amnistía, el próximo gobierno se ha planteado comenzar lo más pronto posible con esta medida, que para unos encierra una lógica de perdón social que puede abrir camino a la reconciliación, aunque para otros es un descalabro a la ley, que pondría en libertad a miles de infractores. Pero, ¿qué opina la Iglesia sobre el tema?

Para el Nuncio en México, Monseñor Franco Coppola, el que un infractor de la ley cumpla una pena responde por un lado a la legítima demanda de justicia, y por el otro, la propia condena tiene un fin redentor para el infractor, en la medida en que le hace consciente de que ha hecho mal. “Sin embargo –señala– la amnistía tiene un sentido de perdón; es dar confianza a la persona, es decirle que queremos verla cambiar de vida, convertirse, y esto encierra un valor mucho mayor para nosotros los cristianos”.

Asegura que, sin bien todavía no existe una propuesta concreta del nuevo gobierno, la amnistía podría resultar en beneficio de la sociedad, siempre y cuando se revisen bien las especificaciones, sobre las cuales la Iglesia se habrá de pronunciar una vez que exista el documento. “La amnistía carcelaria no es algo nuevo. De hecho, es muy común en otros países al cambio de gobierno. Como sociedad, tenemos que ser capaces de perdonar. El Señor lo dijo: ‘Yo voy a perdonar todo, pero entre ustedes también tienen que perdonarse’”.

Por otra parte, a la propuesta inicial de amnistía carcelaria, el próximo secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, sumó la de rebajar penas a criminales que se entreguen, que colaboren con la justicia y reparen el daño. En este sentido, el obispo de Chilpancingo-Chilapa, Monseñor Salvador Rangel, dijo que si bien es importante que se aplique la justicia a quienes han cometido un delito, “lo que propone el doctor Durazo es algo muy cristiano, pues es dar a las personas una oportunidad de vida distinta”.

“El propio Jesús –dijo Mons. Rangel– vino al mundo a traer una amnistía general, siempre y cuando la gente se arrepienta y cambie de vida. ¡Yo creo en las segundas oportunidades!”.

El Obispo –que en diversas ocasiones se ha reunido con narcotraficantes para mitigar el clima de violencia que se vive en la región–, señaló que en determinado momento la Iglesia podría ser un instrumento de mediación entre el gobierno y los grupos criminales, porque tiene la calidad moral para intervenir, con miras a la construcción de la paz y la concordia en México.

La propuesta de amnistía de AMLO

En las cárceles

  • El beneficio de la amnistía aplicaría a campesinos que fueron encarcelados por sembrar marihuana o amapola, a jóvenes detenidos en posesión de cannabis y a mujeres indígenas que fueron usadas como ‘mulas’ para transportar estupefacientes.
  • La amnistía no sería concedida a quienes hayan sido acusados de homicidios, trata de personas, violación y desaparición forzada, entre otros delitos de mayor gravedad.

La ley de amnistía no se implementaría desde el 1 de diciembre, sino después de un proceso de justicia a las víctimas.

Fuente: Dra. Olga Sánchez Cordero en su participación en el Foro Forbes

En General:

El fin es poner en marcha procesos de desarme, desmovilización y reinserción social con condicionamientos para los infractores:

  • Plena colaboración con la justicia.
  • Manifestación inequívoca de arrepentimiento.
  • Reparación del daño.
  • Perdón otorgado por las víctimas.

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, también ha hablado sobre conceder perdón a funcionarios corruptos, que no toque procesos judiciales ya abiertos.

Fuente: Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024 y declaraciones de AMLO.

También puedes leer: Opinión: Primero justicia y después perdón